PREVIOUS_POST

Cómo entender si el aceite de oliva engorda o no

Ana Direlia Mejores trucos para salir del paso
10 Sep 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Actualmente, el sobrepeso ha llegado a ser un problema serio mas extendido de modo medicinal. Debido a campañas de prevención y de terapéutica por parte de la sociedad nos hemos ido concienciando de todo lo que deriva de dicho trastorno. Por ello, intentamos comer algo mas saludable, algo de ejercicio como una media hora de reloj y sobre todo llevar la cuenta de las calorías. Evitamos también que esto se convierta en una especie de obsesión, incluso llegar a no comer en ciertos periodos del día. Pero hay alimentos que no deben extirparte de nuestra dieta, como puede ser el aceite de oliva.

¿El aceite de oliva llega a engordar?
Ya te digo que sí, ya que todos los comestibles tienen alguna caloría, aunque sea ínfima; a excepción del agua. El aceite de oliva es un lípido graso que tiene la cantidad idéntica al resto de grasas (9kcal por gramo), ya sea consumido en grito o incluso en crudo, teniendo el mismo valor calorífico. Si hablamos de un virgen extra, probablemente hablaremos de sus altas propiedades organolépticas y contenido en ácido oleico, siendo un graso monoinsaturado que es esencial para la vida misma. Y ya no hablemos de los beneficios que contrae, incluso si hablamos de las calorias aceite de oliva.

Aunque estemos hablando de una grasa, podemos hablar de que es probable que se pueda usar para adelgazar. Nos pondremos a consumir aceite en dieta que sea equilibrada de 2.5k de calorías. Reduciremos con esto la inchazon de abdomen y de culo de estas gratas tan poco necesarias.
 
Hay que tener en cuenta tambien el tipo de tecnica en la cocina que se utilice. En fritura los alimentos van a absorber una cantidad ingente de aceite, provocando aumento calórico de la grasa del aceite. Si se consume en crudo con verduras o ensalada, la gran aprte del aceite va a caer por las hojas y quedará en el fondo de la misma.
 
Pero queda lo más dificil como siempre: tenemos que quemar más de lo que consumimos. Es una receta de lo más simple, pero que raramente se lleva a cabo. Acompañala de ejercicio siempre que puedas.
 
Para resumir, si lo que queremos adelgazar, eliminar el consumo de grasas no es lo más idóneo ya que las necesitamos como pieza fundamental del bienestar de nuestro sistema orgánico.
Publicidad
Publicidad