NEXT_POST

Cambios culinarios

Ana Direlia Mejores trucos para salir del paso
11 Jun 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Todos estos aparatos tienen en común dos características. De una parte, facilitan los procedimientos tradicionales de cocción —vapor, baño maría, cocer, freír, saltear, estofar— y, también, el tratamiento de alimentos —cortar, rallar, batir, exprimir—. Por otro lado, suponen un gran cambio en las técnicas de cocción. En este campo, los avances más revolucionarios —cocción al vacío y cocción a baja temperatura— aún no se aplican todavía en las cocinas domésticas; pero ya son comunes en los restaurantes, hoteles y empresas de “catering” o de elaboración de alimentos. Uno de los primeros ámbitos donde se aplican estosavances tecnológicos es en el hogar. Aunque la positiva incorporación al mercado del trabajo de la mujer lleva consigo la pérdida de tiempo utilizado en trabajos de cocción y preparación de alimentos, en cambio el espacio culinario se enriquece con aparatos que facilitan las tareas a todos los usuarios. Sobre todo para aquellos que no pueden dedicar demasiado tiempo a las siempre entretenidas labores de la cocina.

Ahora, para preparar los alimentos, se dispone de robots, también denominados aparatos multifunción, y de multibatidores de nueva generación supercómpactos, mondapatatas, amasadores, fabricapastas... Empresas alemanas o norte americanas de venta a domicilio, por su parte, distribuyen sofistica dos “centauros” que incluyen las funciones aludidas anteriormente junto con la cocción: purés, revoltillos, sofritos, patés, salsas calientes
o mousses se realizan íntegramente en estos aparatos desde la preparación de los ingredientes a su cocción, incluso si una receta de pan tumaca quisieramos hacer.

Las tradicionales ollas de presión, que ya tienen más de 30 años de vida en el mercado, han dado lugar a la nueva generación de recipientes
multipresión o multirrápidos, que garantizan no solamente una cocina mucho más rápida que en las ollas tradicionales —un cocido en trece
minutos, por ejemplo—, sino que aseguran alimentos más sanos, sin pérdida de vitaminas ni sales minerales, al eliminarse prácticamente la
pérdida de vapor. Alemanes y suizos están al frente de los desarrollos de estas nuevas técnicas, aunque varios fabricantes que se está produciendo un cambio en la forma de presentar los productos españoles se han apuntado.

Publicidad
Publicidad