PREVIOUS_POST

Coaching para una maternidad sostenible

Chus Marcos Maternidad inteligente
24 Nov 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Me han hecho hace algún tiempo esta entrevista, y como creo que es bastante didáctica y que puede interesar a las lectoras, la comparto hoy en Womenalia con todas. Estoy segura de que os va a dar claves e inspiración para vivir vuestra maternidad con más alegría y plenitud y para hacerla más sostenible.

Hablar de maternidad es hablar de noches sin dormir, adiós a tu vida social, cenas con las amigas, compras, gimnasio, viajes... y un sinfín de cambios más que, en muchas ocasiones, nos hacen vivir la crianza de un hijo como una limitación constante.

"Es algo sorprendente, paradójico –comenta Chus Marcos, coach profesional–, porque casi todas las mujeres aman apasionadamente a sus hijos; la decisión de convertirse en madres, cuando es elegida, quizás haya sido la más emocionante y evocadora de sus vidas, casi cualquier madre asegurará que lo más importante son sus hijos. Y sin embargo, ¿está a la altura de esta pasión la satisfacción y el bienestar que encontramos cuando somos efectivamente madres?" "La experiencia con muchas mamás me asegura que no –responde la experta–. Adoramos a nuestros hijos... pero nos agotan, exasperan, limitan, esclavizan, angustian. ¿Dónde está la trampa?" Y, sobre todo, ¿cómo salimos de ella?

El coaching como brújula

"Explorar, aprender y actuar. Estos son los tres verbos con los que se conjuga el coaching", la herramienta que Chus Marcos, propone como "brújula que nos indica con claridad adónde vamos, quiénes somos, para qué estamos haciendo lo que hacemos, que nos permite llenar de sentido y hacer frente a los inevitables desafíos, incertidumbres y dificultades que acompañan a la maternidad". Y esto, en la práctica, pasa por:

· Definir al realidad. "La maternidad se vive como una pesada carga, se disfruta poco de esa experiencia que tiene una duración limitada y que es irrepetible. Al mismo tiempo, existe una percepción social de que la maternidad no debería afectar a nuestro estilo de vida anterior: laboral, social, de ocio... Así que la nueva madre recibe, por una parte, el mensaje de que la crianza de los hijos debe ser compatible con todo, que si renuncia al gimnasio, la carrera profesional, los fines de semana esquiando..., entonces lo está haciendo mal. Y por otra parte, la realidad la pone frente a una serie de exigencias y de obligaciones con respecto a su hijo que, lógicamente, son incompatibles con lo anterior y por tanto se viven como agobiantes y excesivas".

· Resolver la contradicción. "Mi propuesta –continúa Chus Marcos– es que cambiemos la idea de "limitaciones" por la de "elecciones". Es decir, que si he decidido tener hijos, entonces "elijo" un estilo de vida distinto al anterior. Esto es simplemente un ejercicio de responsabilidad, de toma de conciencia. Y el resultado es que las madres empiezan a sentir mucha paz cuando aprenden a aceptar que lo que ocurre en su vida es el resultado de sus elecciones". Desde esa energía, es posible incorporar a nuestra vida otros proyectos, porque renunciar a la carrera profesional, aunque legítimo, puede acarrear demasiadas consecuencias negativas.


También te puede interesar...


· En el día a día."Si el coaching comienza clarificando nuestra situación actual, y su objetivo es transformar esa realidad en otra más satisfactoria, el proceso que nos va a conducir del punto de partida al destino deseado pasa por emplear preguntas –preguntas poderosas, las llamamos– y otras herramientas de exploración que permiten a la mujer aprender acerca de sí misma".

"¿Por qué hago lo que hago?", "¿Para qué hago lo que hago?", "¿Qué me hace sentir bien?", "¿Qué significa hacerlo bien?", "¿Qué precio estoy pagando por seguir actuando así?", "¿Qué siento ahora?", "¿En qué circunstancias doy lo mejor de mí?"... son algunas de esas preguntas que normalmente no nos hacemos. Pero es importante planteárselas para valorar la realidad con objetividad y saber qué queremos cambiar.

· Buscar respuestas. Las preguntas por sí solas no bastan, lo importante son las respuestas que encuentra cada mujer a esas cuestiones: "¿Qué es lo que más necesito ahora?", "¿Qué es lo que más me preocupa desde que soy madre?", "¿Qué me hace sentir culpable o frustrada?", "¿Me exijo demasiado?", "¿Es necesario?", "¿Podría organizarme de otro modo?", "¿A qué situaciones me puedo anticipar?"... Las preguntas sólo son las herramientas para que la mujer reflexione, aprenda sobre sí misma, y descubra en su interior las barreras que la limitan y también su poder y su motivación. Sólo con esta información la mujer podrá actuar sobre su vida y transformarla en la dirección que desea". Los resultados, en términos de autodescubrimiento, son inmediatos, y tienen una aplicación directa en mejorar nuestra vida. Estas respuestas personales son las que van a dibujar el camino hacia una mayor satisfacción, como madres, como mujeres y como seres humanos".

· Experimentar nuevas fórmulas. "El siguiente paso es aplicar esos aprendizajes a la realidad, lo que no es otra cosa que actuar, experimentar, volver a aprender de esa experiencia y convertirla otra vez en acción, hasta construir el camino que conduzca a la consecución de su objetivo. Éste puede ser muy variado: gestionar mejor su tiempo, equilibrar su faceta maternal con sus otros roles, mejorar la relación con sus hijos o pareja, aceptar cambios físicos o emocionales, conciliar con el trabajo, dar el pecho en circunstancias difíciles...

El resultado vale la pena: vivir la maternidad con más placer, con confianza en sí misma, intensamente, sin dejarse dominar por la culpabilidad o la ansiedad, con energía y recursos para salir adelante ante las dificultades o crisis que puedan presentarse. Una maternidad más consciente, más plena y más feliz. Sostenible. El mejor regalo para nuestros hijos".


Te recomendamos


Publicidad
Publicidad