PREVIOUS_POST
NEXT_POST

En vacaciones, practica la comunicación en familia

LCoach Mas allá de las aulas
3 Aug 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

En vacaciones.. .¡Practica la comunicación en familia!

"No es solo la carne y la sangre, sino la comunicación lo que enlaza los corazones de padres e hijos".

Siempre es lo mismo.... los adolescentes hablan de lo difícil que es entenderse con los padres... y los padres, de la difícil edad por la que atraviesan sus hijos... Si te preguntas por qué no puedes dialogar con tu hijo adolescente, te invitamos a que trates de recordar cuándo comenzaste a comunicarte con él o cuándo dejaste de hacerlo.

La adolescencia es uno de los momentos más difíciles del desarrollo de nuestros hijos, todos los cambios internos y externos por los que pasan hacen que no siempre sea fácil hablar con ellos, o que a ellos les resulte difícil hablar con nosotros, sin embargo, si desde pequeños les hemos habituado a hablar y compartir en casa, ya tendrán el hábito creado y sabrán que si quieren, pueden hacerlo, consiguiendo así, una mejor convivencia familiar.

Esto sería lo ideal, sin embargo, si no lo has conseguido hasta ahora, tranquil@, la buena comunicación es una habilidad y por lo tanto, se aprende, ¡estás a tiempo!

Nuestro hijo debe vernos dialogar con otros. Si nos ve escuchando, aprenderá a escuchar, si se siente escuchado, no tendrá a su vez, temor de dar su palabra.

En ocasiones los padres decimos "Le hablo y es como si lloviera", sin embargo, nuestros hijos sí que oyen. ¿Qué está pasando ahí?. Para encontrar la respuesta los padres debemos ponernos en lugar nuestros hijos. Si escucháramos lo que decimos ¿Lo entenderíamos?, ¿Le interesa lo que le estoy diciendo? ¿Tiene la información necesaria para entenderme? Y lo más importante, ¿Lo que le estoy diciendo se lo digo por él o por mí?

Comunicarse significa: escuchar, entender, pensar y responder. También significa ser escuchado, ser entendido y ser respondido.

  • COMUNICARSE NO ES CREER QUE LO QUE YO ENTIENDO LO ENTIENDE CUALQUIERA. La comunicación supone reconocer al otro cómo diferente de mí, digno de ser respetado en su individualidad.
  • COMUNICARSE NO ES INTERROGAR PARA FISCALIZAR SINO ENCONTRAR LA FORMA DE PREGUNTAR PARA SABER. Es importante hacer acuerdos, establecer pautas o normas y negociar las futuras modificaciones dentro de la familia.
  • LA COMUNICACIÓN NO ES "HAZ LO QUE YO DIGO PERO NO LO QUE YO HAGO". Nuestros hijos no quieren discursos, quieren coherencia.

Recuerda que tú eres su ejemplo, piensa en un día cualquiera, si en tu trabajo has discutido con tu jefe, de camino a casa hay un gran atasco. Como estás enfadado casi te das un golpe con otro coche... entonces piensas que el mundo es injusto, llegas a casa y no te apetece jugar con tu hijo, solo tienes ganas de gritar. Ahora imagina que llegas a casa y comentas a tu familia "esta mañana no me atreví a reaccionar y me trague una bronca, después estuve en un atasco y me enfade aún más", lo expresas tal cual, abriéndote y demostrando que eres humano y tienes emociones...Tu hijo, al escucharte, se sentirá más animado a compartir con vosotros, por ejemplo, que en el cole un compañero le quito un lápiz y él se puso a llorar, porque percibe que hay un espacio en casa para la comunicación y el respeto.

Empatiza con tu hijo, entiéndele, ponte en su lugar, entristécete por sus pérdidas y hazlo también con las tuyas, le ayudarás a ser respetuoso con los demás y fortalecerás vuestra relación.

Y no olvides que.... Para que exista un buen diálogo hay que tener en cuenta:

  • El que habla y lo que dice
  • El que escucha y lo que escucha
  • Las circunstancias de cada uno de los dos
  • Las creencias o prejuicios que cada uno tiene sobre el otro

Laura &Laura

www.lcoach.es

Publicidad
Publicidad