PREVIOUS_POST

7 pasos para liberarte de la culpa

LCoach Mas allá de las aulas
4 Feb 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Todos hemos experimentado alguna vez culpa,  es muy frecuente y también muy dañina y perjudicial. Sentirse culpable hace que estemos más tristes, más enfadados e incluso que nos contaminemos unos a otros, hay quienes la utilizan para dar pena y así captar la atención y otros como instrumento de manipulación.

Es un sentimiento totalmente inútil porque no nos va a ayudar a aprender, todo lo contrario, nos deja anclados al pasado, no nos permite avanzar.

La culpa viene de un sentimiento de incoherencia entre el tipo de persona que creo que soy o aspiro a ser y aparece cuando hago algo que choca con esa creencia. Es como una foto fija con la que nos comparamos para ver si nos estamos comportando de la manera que se espera. Se intensifica en la medida que dejamos de ser nosotros mismos, es decir la culpa te ata a una forma de actuar que te aleja de ti mismo, y se acerca más los patrones familiares, sociales, etc que ya están establecidos, por eso algunas personas sienten un vacio interior.

 Hoy vamos a ver unas pautas para liberarnos de este sentimiento de culpa que muchas veces nos impide llevar una vida original, auténtica y única, que es para lo que hemos venido.

  • DEJA DE AUTOCASTIGARTE.- Cuando aparece la culpa también suelen aparecer comportamientos de privación de cosas buenas, del deseo, de estar con amigos… y de auto reproche, te dices cosas como “No merezco disfrutar”, “¿Por qué hice esto?”, “Me equivoque”,  “Ya no tengo edad para hacer eso”. Se transforma en una voz interior que nos tortura y nos lleva a sufrir, así que ¡se acabo!. Deja de autocastigarte, que te hagas daño o creas que te lo mereces no va a cambiar el pasado. No, No te mereces un castigo. Con el castigo no se aprende, podrá servirte para aliviarte un rato pero no cambia nada.
  • ACEPTA.- Lo que pasó, ya pasó y sucedió por algo. Lo sentiste en su momento y por eso lo hiciste, tenías otros motivadores internos que te hicieron actuar así. Seguramente con el conocimiento y el aprendizaje que tienes hoy, lo harías de otra manera. Pero estoy segura que, si sólo regresará el tiempo, como sucede cuando rebobinamos una película, todo se repetiría de igual manera. Con las mismas experiencias y emociones que tenias entonces,  tomarías  las mismas decisiones, elegirías a las mismas parejas, los mismos viajes, trabajos… y todo ello te ha convertido en la persona que eres hoy, ahora ya con el aprendizaje de haberlo pasado y la capacidad para afrontar las nuevas situaciones.
  • CONSTRUYE.- Tu pasado no te define, úsalo para hacer cosas nuevas e inspirar a otros. Por lo tanto, después de aceptar donde estas en este momento,  toca crear. A partir de este resultado, construye nuevas relaciones, reinventa situaciones etc. Es justo en este momento, cuando puedes cambiar las cosas y así cambiar el rumbo de tu vida.
  • VIVE EL PRESENTE.- Sólo desde aquí te sentirás libre para construir tu vida. Asumo y acepto que mi vida comienza hoy con lo que soy, con lo que tengo. Lo que tienes ahora es el resultado de las decisiones de ayer, así que las que tomes hoy, perfilarán tu futuro.
  • ASUME TU RESPONSABILIDAD.- Ver que parte de responsabilidad tienes tú es muy importante para aprender de esa situación y que en un futuro no vuelvas a hacerlo. Pide perdón y repara si es necesario.                                                                                                Nunca la explicación de lo que me pasa a mi empieza por el otro, al igual que no debemos hacernos cargo de los pensamientos de los demás. Nunca asumas cargos que no son tuyos “lo hice por ti”, “me haces sentir mal”, simplemente cambia el tiempo verbal, por ejemplo “me estás haciendo sentir fatal” “si, lo veo, te estás sintiendo fatal” lo que está sintiendo es de la otra persona no es tuyo.
  • SE FLEXIBLE.- Fuera la autoexigencia. Deja de ser exigente  y dejarás de ser culpable. Si pones delante de ti todos tus “deberías”, verás que algunos son tuyos y otros no. Corresponden a las expectativas de otras personas sobre ti, tú simplemente les has dado poder para que te afecten y te sientas culpable sino los conviertes en realidad. Pero todavía estás a tiempo de elegir. Escoge aquello que te haga sentir bien y sustituye los “deberías” por “podría”: “SI QUISIERA PODRIA… y siéntete libre de elegir y construir tu propia vida.
  • PERDÓNATE

“Me perdono por no saber lo que no sabía antes de aprenderlo”

 
Laura Croas Entrambasaguas
      Psicóloga y Coach
            M-32519
Publicidad
Publicidad