PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo atraer clientes gracias a tus contenidos

Celia Espada García Comunicación Emocional para Emprendedoras
14 Jun 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Ya he escuchado varias veces que tener un blog es una pérdida de tiempo, que no sirve de nada hoy en día. Y no puedo estar más escandalizada. Sobre todo por la fuente: profesionales del marketing que venden estrategias en redes sociales que, en el mejor de los casos, funcionan de forma estable invirtiéndo cierta cantidad, a veces desorbitada, mensual para asegurar un flujo equilibrado de leads.

El marketing de contenidos no ha muerto, igual que no lo ha hecho el email marketing. De hecho, sigue siendo la estrategia más segura a largo plazo de asegurar tu visibilidad y autoridad en Google. Requiere invertir tiempo, conocer muy bien a tu audiencia y trabajar un poco el SEO de tus artículos, pero una vez consigues el favor de Google, te aseguras un tráfico constante sin invertir un euro.

Además, el marketing de contenidos deja patente de forma real tus conocimientos y experiencia a través de la información que compartes en tu blog. Si logras posicionar esas entradas dónde hablas de los principales problemas de tu cliente en Google, puedes estar tranquila y sentarte a esperar que vayan llegando las solicitudes de contacto o nuevos suscriptores.

Claro que, esto no es tan fácil, al menos no al principio. Como todo en esta vida, requiere de compromiso y dedicación. De poco sirve un plan de contenidos sin una estrategia de captación inteligente que te permita convertir a esas nuevas visitas interesadas en tus propuestas en nuevos miembros de tu comunidad con los que seguir en contacto.

Pero lo principal aquí, si de algo te sirve mi experiencia haciendo blogging desde enero de 2013 con un resultado de 10.000/15.000 páginas vistas al mes, es que no hagas caso a esos cantos de sirena que te ofrecen dinero puntual con estrategias efímeras que tienes que repetir hasta la extenuación porque tu posicionamiento no es real ni estable.

Por eso, hoy quiero compartir contigo los puntos clave de mi estrategia de captación y conversión de clientes potenciales a través de mi calendario editorial. Un calendario flexible basado en los principales intereses de esas personas a las que quiero y puedo ayudar. Por supuesto, hay mucho más, podría publicar un libro sobre este tema, pero para comenzar esto que vas a leer a continuación es suficiente:

  • Haz una lista con los principales problemas de tu cliente ideal que tú puedes resolver. Esta lista tendrá categorías principales y secundarias, son las que vas a desarrollar en tu blog.

Por ejemplo; en mi web hablo de temas relacionados con el emprendimiento online que abarcan desde el diseño web a la visibilidad. Así que dos de mis categorías principales son: Diseño y Marketing. Estas categorías se desglosan en: Diseño (gráfico / web / redes / imprimibles) y Marketing (comunicación / email marketing / networking / redes sociales / posicionamiento /...).

Como ves, son bastantes. Haz tu lista y vuelve por aquí.

  • Ahora que tienes el índice de tu blog, selecciona las categorías o subcategorías que más necesita tu cliente para comenzar su proceso contigo o aquellas que sabes que más están demandando en comunidades afines dónde tu cliente tiene presencia.

Lo más lógico sería comenzar por la etapa inicial e ir avanzando, pero así pierdes la oportunidad de conectar con los clientes de etapas más avanzadas que, a fin de cuenta, son los que más posibilidades tienen de invertir en ti. En mi caso, una mujer emprendedora con una empresa funcionando desde hace 3 años tiene más capacidad de inversión en mis servicios de mentoría que una mujer que acaba de darse de alta como autónoma hace un par de meses.

En mi caso, ambas tienen cabida, pero porque, como te comentaba al inicio, llevo creando contenido adaptado a cada etapa desde 2013, así que me he ganado ese posicionamiento a pulso, no me ha caído del cielo.

  • El siguiente paso es decidir qué vas a publicar y cuándo: tips, contenido inspirador, fichas de trabajo, vídeos... el formato es secundario, lo primero es detectar el tema principal. Si es un tema de interés, ten por seguro que lo consumirán en el formato que se lo ofrezcas y más teniendo en cuenta que es un regalo. Pero si puedes facilitar el acceso al contenido, mucho mejor.

Además, aquí viene lo divertido, porque puedes reciclar este contenido y llevar tu estrategia de contenidos un paso más allá creando una estrategia de comunicación multicanal dónde alargas el tiempo de vida de tu artículo y lo extiendes a tu newsletter y redes sociales. Pero ¿cómo hacer esto sin volverte loca?

Bueno, primero selecciona tu ritmo de publicación. Cuándo comienzas, un artículo quincenal está bien. Recuerda: calidad sobre cantidad. Necesitas crear artículos tan potentes que tus visitas quieran suscribirse a tu newsletter y seguirte en redes sociales para no perderse absolutamente nada. Así que te aconsejo comenzar a un ritmo asumible para ti porque si algún mes publicas más, te lo agradecerán al considerarlo un regalo extra.

  • Ahora sí, el formato en el que vas a entregar tu contenido: lo ideal es desarrollar tu entrada en formato texto para facilitar la indexación por parte de Google y que se posicione correctamente. Recuerda incluir tu palabra/frase clave en el título, la descripción y el primer párrafo. Después, puedes añadir la misma frase o sinónimos, marcadas en negrita o cursiva, a razón de 1 por cada 300/500 para no ser penalizada por sobreoptimización. Google se toma esto muy en serio, así que tú también tendrías que hacerlo.

Mi consejo: desarrolla tu artículo en formato texto, añade contenido extra que anuncies en el texto en formato vídeo y añade una ficha práctica más una infografía 100% visual con los puntos clave.

¿Para qué tanto trabajo? Pues para que tu entrada tenga opciones a ser viralizada en redes sociales.

Texto: lo que se indexa.

Imagen destacada: la que compartes en Facebook e Instagram (ten en cuenta el formato cuadrado de Instagram), también puedes compartirla en Linkedin para aumentar tu radio de acción. Es importante añadir una breve introducción que puede ser distinta para cada red social y que esté diseñada para llamar la atención y mantener el interés lo suficiente para que hagan click en leer más.

Vídeo: lo subirás a YouTube para dar vida a tu canal y mantenerlo actualizado. Después de Google, YouTube es el gran buscador por excelencia. En la descripción de este vídeo añade tu frase clave, la descripción del artículo y el enlace para ampliar información.

Infografía: la compartirás en Pinterest, el gran buscador de inspiración visual que te trae tráfico orgánico en automático si trabajas en condiciones tus palabras clave y consigues generar contenido de calidad, original y tan magnético como para que sus usuarios hagan click para saber más y sean redirigidos a tu web.

Descargables/Imprimibles: asociados a una lista de email marketing. Si consigues que sea lo suficiente interesante, aquí tienes un lead magnet muy potente. Piensa qué necesita tu lector para pasar del pensamiento a la acción, crea un PDF y añade la caja de suscripción en tu artículo.

Y con esto, tendrías un artículo optimizado para ser compartido en todas tus redes y en tu newsletter. Con este contenido no solo puedes posicionarte en Google, sino aumentar tu visibilidad en redes con un circuito cerrado a través del cual rediriges las nuevas visitas a tu web que es dónde captas su email y estrechas lazos con ellos para fidelizarlos.

¿Hacer esto lleva más tiempo que crear retos, webinars y contenido efímero en redes sociales? Pues sí.

¿Verás resultados más tarde que con un webinar de ventas? También.

¿Pero cuándo lleguen los resultados serán estables en el tiempo y podrás dejar de desgastarte con acciones puntuales que te ofrecen resultados efímeros y caducos? Te lo garantizo.

Así que hazme caso, olvídate de esos consejos que tratar de hacerte creer que el blogging ha muerto o ya no sirve de nada. Es cierto que no te da resultados inmediatos, pero los que te da, si te comprometes y perseveras, te garantizan un flujo estable de visitas de por vida que te permite no desgastar tanta energía organizando retos y campañas cada semana para tener los ingresos que deseas.

¿Qué me dices? ¿Te atreves a apostar por resultados a largo plazo o prefieres los picos inestables?

Publicidad
Publicidad