NEXT_POST

Mi visión sobre el marketing online

Clara Vidal marketing digital
25 Oct 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El marketing online está perdido
Me paso los días viendo como de las hordas ingentes de personas que están en el paro cada día salen unos nuevos 100 profesionales de marketing online. 

Es lamentable ver como actualmente concursos de Groupalia LetsBonus o similares una persona puede certificarse en marketing online por tan solo 50 €, un Curso de siquiera una hora que probablemente tengan menos contenido que leerse un artículo actualmente cualquier otro blog que trate sobre marketing es capaz a día de hoy de certificar virtualmente a una persona como válida para dedicarse al marketing online. 

El marketing online está perdido, de hecho a día de hoy a menudo siento vergüenza de considerarme profesional del marketing online ya que es realmente lamentable los perfiles profesionales que podemos encontrarnos dentro de este nicho de hecho creo que debería formarse algún tipo testamento o entidad reguladora que controle a todos estos pseudo marketers y que los meta en cintura de vez en cuando ya que sin duda se lo merecen

A mí me costó mucho empezar a trabajar en marketing online, cuando estudiar apenas habían estudios centrados en marketing y mucho menos centrados en Internet. Tuve que dedicarle muchísimas horas investigación a encontrar un Máster Profesional por supuesto no reglado ya que no existe tal cosa o al menos en mi época, que me garantizara una formación que fuese válida para poder empezar a trabajar con unas garantías de formación. Yo encontré mi master en EAE programas pero a decir verdad tuve mucha suerte. 

Así como la crisis ha fomentado todo tipo de negocios basados en las gangas a día de hoy han surgido muchísimos aprovechados de la formación online, esto ha generado un gran boom de Masters y programas basuras con el objetivo de extraer el dinero de los pobres usuarios que se encuentran en el paro o que tienen acceso a la Fundación Tripartita. Es un expolio señores, no nos engañemos. 

Si la situación sigue así el marketing está perdido que Dios nos ayude

Publicidad
Publicidad