PREVIOUS_POST

Vivir intensamente esta en tus manos

Ludmila Reiner Viviendo y transformando
8 Aug 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail
En la mañana del 11 de agosto, al cumplir 33 años, me paré delante del espejo de mi baño y al ver mi rostro me dije: “Tranquila, no es en esta vida que te toca ser feliz, respira, acéptalo y sigue…” Hoy día viendo en retrospectiva puedo ver la desesperanza como modo de vida y es que para renacer, primero hay que “morir”.

Comenzó en aquella época un viaje de observación, un silencio en mi interior, una búsqueda del ser humano que se había perdido dentro de mi y después de dos años conseguí entender que mi sueño era mio y que solo yo tenía la capacidad de hacerlo realidad. Durante ese tiempo observé rostros, miradas, coincidencias que me dijeran que era posible ser feliz y es que el brillo de los ojos, la sonrisa verdadera, la piel y el cabello sanos son el más claro síntoma de un ser humano feliz  y en paz consigo mismo. Los hay, esos seres especiales que son capaces de saborear cada momento, de afrontar nuevos retos, de escuchar su voz aconsejándolo, existen y nos topamos con ellos muchas veces, hay que estar atentos, la toma de conciencia de uno como ser humano y de su entorno es clave dentro del proceso de evolución.

La transformación había comenzado y con ella una aventura hacia la magia de soñar y convertir cada sueño en realidad. La oruga necesitaba romper su nido y ese  paso también requería de mucha fuerza de voluntad y desapego a lo conocido.

 Hacer de los sueños un proyecto con metas claras que den el valor para romper costumbres, paradigmas y creencias, ese es  el primer paso.

La mariposa salió y con ella sus alas se desplegaron, vino el momento del reconocimiento,  ¿qué hacer con tanta belleza, con tanto color, con tanta realidad deseada?, ¿qué hacer con la magia de un mundo frente a  mis ojos, un mundo llenos de cambios, de toma de decisiones? La respuesta: Vivir!!

Esa mariposa está tatuada en mi para recordarme que cada día es un reto, una aventura, que de mi depende volar y alcanzar mis sueños, que solo yo tengo la llave para salir del confort y la comodidad de lo conocido y tomar la vida como el camino y no la posada.

Hoy mi gran sueño es llevar ese mensaje de posibilidad de cambio, de tomar las riendas de tu vida, de crear una historia propia a todas las personas que toquen a mi vida, servir de luz, de empuje, de voz para compartir cada día con más mentes sanas dentro de cuerpos sanos.

Así comencé a construir mis sueños, esta es mi pasión por vivir. ¿Cuál es la tuya?

Publicidad
Publicidad