PREVIOUS_POST

Colgantes para un estilo de vestir de negocios

Amaya Muñoz Para la mujer actual
7 Nov 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Muchas mujeres de negocios creen que para el trabajo sólo encaja un estilo de vestir clásico y serio, en el que sólo tienen cabida los vestidos y trajes formales, las faldas rectas de longitud media o cuellos de tortuga y los colores apagados.

Del mismo modo, piensan que a la hora de vestir formalmente para el trabajo, sólo es posible utilizar un conjunto mínimo de joyas, por ejemplo un anillo o una cadena con un colgante y un reloj.

Sin embargo, la moda moderna es tan accesible, que con un atuendo de negocios puedes lucir muy atractiva y femenina sin restringirte a tan poca elección de estilos y colores.

Por ejemplo, todas las marcas ofrecen blusas informales que armonizan perfectamente con trajes de negocios y accesorios más coloridos: bolsos, pañuelos, zapatos y cinturones. En la joyería sucede lo mismo, los complementos con estilo ayudan a la mujer de negocios a lucir elegante y al mismo tiempo femenina. Lo principal es no exagerar con ellos, con tres es suficiente.

Un adorno adecuado puede ser un bonito colgante rematado en plata, que conjunta perfectamente con colores blancos, negros, grises o incluso azules, verdes y rojos. Encajará perfectamente con un estilo de negocios y al mismo tiempo expresará tu individualidad.

Elegir un colgante que coincida con estilo es fácil, solo debe cumplir con algunas reglas básicas.

  • Calidad. Las falsificaciones son inaceptables, además, antes de elegir un colgante, debes examinarlo cuidadosamente: ¿hay algún detalle agudo en él que pueda romper o rasgar la blusa? Y si hay una piedra, ¿está bien sujeta?
  • Diseño simple. Los colgantes con gran cantidad de detalles son más adecuados para eventos y salidas nocturnas.
  • Aspecto elegante. Este concepto implica joyas sin piedras de colores brillantes ni detalles de madera, textil o plástico. Lo mejor es elegir colgantes de tamaño pequeño a  mediano con piedras de colores sobrios que conjunten con el resto de la ropa. Son estos colgantes los que contribuyen a mantener una imagen comercial, porque no se ven ostentosos y no atraen demasiada atención.
  • También debes prestar atención a la cadena, que no sea demasiado larga para que su longitud no interfiera con los equipos de la oficina o en otras situaciones similares.
  • Al elegir la ropa y las joyas, presta atención a su compatibilidad entre sí. Por ejemplo, cuanto más densa es la tela de una blusa, más grande puede ser el colgante que te pongas.

Por último, cuidado, porque algunos colgantes  pueden ser completamente inadecuados en un look comercial o de negocios. Por ejemplo, temas religiosos, corazones y cupidos o imágenes y signos del zodiaco.

Siguiendo todos estos consejos, una solución que recomiendo puede ser un colgante de plata con ámbar.

Dado que el ámbar puede ser de diferentes colores, puedes utilizarlo con todo tipo de gamas de color. En un traje claro puedes utilizar una piedra de color amarillo claro o blanco y en un traje oscuro una piedra marrón o negra.

No te digo nada si vistes una raya diplomática, los colgantes de plata se ven increíbles con este estilo.

Publicidad
Publicidad