PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Tamara de Lempicka. Reina del Art Decó

Roxa Ortiz Mona Lisa's Smile
9 Nov 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

He pintado reyes y prostitutas…No pinto a una persona porque sea famosa, pinto a las que me inspiran y me hacen vibrar”- La frase es de Tamara de Lempicka, reina del Art Decó e icono de glamour en los años 20 y 30. Ahora también reina en el Palacio de Gaviria de Madrid, donde hasta el 24 de febrero de 2019 se exhibe un total de 200 de sus piezas procedentes en su mayoría de colecciones privadas y de museos. 

En la primera retrospectiva que Madrid dedica a Tamara de Lempicka encontramos  una puesta en escena de la trayectoria de la artista. Efectos visuales recrean su entorno con fotografías, vestuario y grabaciones que captan ese aire de la estética de los años 20, enlazados con cuadros como "La bella Rafaela", "The Young girls”, “Bailarina rusa”, “La mujer con sombrero”,  “Santa Teresa de Avila” o "Retrato del rey Alfonso XIII", entre otros.  

La pintura Lempicka se caracteriza por su estilo ecléctico, que combina tradición con la modernidad de las vanguardias de principios del siglo XX. Las líneas rectas, los volúmenes geométricos, las composiciones abstractas y los colores vibrantes se integran en composiciones libres de  normas estéticas. La artista fue una de las representates del Art Decó y aportó al movimento su particular sello personal, marcado por el Renacimiento italiano, Ingres y su maestro André Lhote.

Ella misma elaboró su leyenda creándose una imagen sofisticada y fría que plasmó en muchos de sus cuadros. Su obra fue siempre símbolo de modernidad y  un referente dentro del mundo del arte y el espectáculo, artistas como Barbara Streisand, Jack Nicholson o Madonna tienen pinturas suyas.  En el caso de Madonna,  la reina del pop, ha ejercido una marcada influencia  en su imagen y en videoclips como ‘Vogue’ y ‘Open your heart’. 

Tamara de Lempicka. Reina del Art decó. 

Publicidad
Publicidad