PREVIOUS_POST

Microempresaria NO

Xiomara Frías Liderazgo en Tacones
9 Feb 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Y nueva vez, el cambio es de mentalidad.

Estimada amiga emprendedora, lo que se clasifica por tamaño, según la cantidad de empleados y monto de ventas anuales, es la empresa, no la empresaria!! Me preocupa ver como muchas mujeres quieren justificar que necesitan más apoyo, comprensión por no crecer o ayuda de servicios sociales, con el hecho de "soy mujer y microempresaria", haciendo así más fuerte el famoso Techo de Cristal del que constantemente nos quejamos nos limita en el mundo profesional y empresarial. Cuchillo para tu propia garganta?

Usted es una EMPRESARIA de una empresa que puede ser micro, pequeña, mediana o grande, pero siempre empresaria. Es cada vez más alto el número de mujeres propietarias de microempresas. Sin embargo, el visualizarse como una "microempresaria" le limita enormemente las oportunidades de crecer a ella y al negocio; permanecen siendo mujeres luchadoras y dinámicas, pero aún vulnerables y de corta visión.

Las dueñas de microempresas necesitan desde el inicio cambiar su mentalidad hacia una visión totalmente empresarial, desarrollando las competencias y habilidades que le permitan tener éxito, pero sobre todo crecer y no pensar que como "pequeña" siempre va a depender de programas asistenciales o ayuda de otros para sobrevivir en el medio. Entenderse y empoderarse como empresaria le permite a la mujer ampliar su zona de control y hacerse cargo de las metas y resultados del negocio.

Los procesos y actividades para administrar un negocio, aunque en diferentes escalas, son los mismos independientemente del tamaño de la empresa. Por tanto, las emprendedoras habrán de adquirir todos los conocimientos por lo menos para entender los procesos básicos y fungir como dueña de negocio, ya que rara vez desde el inicio podemos contar con toda la estructura de empleados pagados que quisiéramos para que se hagan cargo de parte de esas funciones.

Sobre todo las mujeres emprenden muchas veces por necesidad y no por elección u oportunidad. En todo caso es importante descubrir su potencial, tomar las habilidades desarrolladas por otras experiencias de vida, localizar los diferentes recursos que falten y comenzar a accionar. Como empresaria que decidiste ser te corresponde "verte en el presente, formar ideas sobre el futuro y establecer una meta a largo plazo para la vida."

Eres justamente TU quien puede lograr que tu empresa, independientemente del tamaño que tenga, impacte, sea y te haga grande!. Reta tu autoconfianza y elección de metas altas. No minimices lo que eres y puedes llegar a ser. Decídete a ejercer a plenitud tu rol de emprendedora y empresaria.

Hasta la próxima,

 

Xiomi

Publicidad
Publicidad