Post
anterior
Siguiente
Post

¿Soy asertiv@?

Arancha de la Cámara Liderazgo e Innovación
25 Nov. 2014 2 comentarios

blogs_image_post_detail

Para poder ser un buen líder creo que es fundamental ser asertivo, no podemos liderar a los demás si no somos capaces de expresar lo que pensamos o sentimos. En este artículo profundizaremos un poco más sobre la asertividad para poder reflexionar posteriormente sobre "si soy o no asertivo".

¿Qué es la asertividad?, ¿cuándo somos asertivos?

Dentro de la habilidades sociales que David Goleman describe en su famoso libro "Inteligencia emocional" nos encontramos con la asertividad. Según la Wikipedia significa "comportamiento comunicacional en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos". Es decir, podríamos decir que es la habilidad de decir lo que pensamos sin herir al otro". Es una habilidad que está íntimamente relacionada con el respeto y amor hacia uno mismo y hacia los demás.

La asertividad, por tanto, la capacidad de autoafirmar los propios derechos sin dejarse manipular y sin manipular a los demás.

Ahora bien, ¿cómo saber si somos asertivos?. Muchas veces es más sencillo llegar a un concepto a partir de lo que no es ese concepto.

Cuando hablamos de personas poco asertivas nos referimos a:

· Personas tímidas que tienden a no sentirse respetadas ni valoradas

· Personas agresivas que pisan a los demás y no tienen en cuenta la necesidades del otro.

Este último tipo de personas no asertivas en muchas ocasiones nos sorprende, ya que solomos pensar que las personas que dicen lo que piensan si son asertivas. Pues es un error, ya que si se dice lo que se piensan pero si se dice de una forma poco "amorosa" no es asertividad.

La asertividad y la autoestima

La asertividad está muy ligada con la autoestima. Únicamente la persona que posee una autoestima alta se valora a si mismo y, por tanto, será capaz de relacionarse con los demás en el mismo plano, reconociendo que son mejores que otros en algunas habilidades, pero sin sentirse inferiores ni superiores que otros.

Una personas no asertiva, por tanto, no puede tener una alta autoestima si siente la imperiosa necesidad de ser valorado por los demás.

Conducta agresiva, pasiva vs asertiva

Podríamos decir que la asertividad es una conducta se encuentra en el punto medio entre la conducta "pasiva" y la "agresiva". Nadie es 100% agresivo, sumiso o asertivo siempre y en todos los contextos, sino que tenemos tendencias hacia alguna de estas conductas.

La persona sumisa no defiende sus derechos e intereses profesionales o personales. Respeta a los demás pero no a sí mismo.

"Si estamos muy pendientes de no herir a nadie en ninguna circunstancia, acabaremos lastimándonos a nosotros mismos y a los demás", P. Jakubowski

La persona agresiva, por el contrario, depende en exceso los derechos e intereses personales y/o profesionales, sin tener en cuenta los de los demás: en unas ocasiones se debe a que no los tiene realmente en cuenta mientras que en otras, es el resultado de una carencia de habilidades para afrontar determinadas situaciones.

También es muy común el estilo "pasivo-agresivo": son personas aparentemente calladas y sumisas pero con grandes dosis de resentimiento en su interior. Utilizan frecuentemente el chantaje afectivo para que les tengan en cuenta.

La persona asertiva es aquella que conoce sus propios derechos y los defienden, pero siempre respetando a los demás, es decir, su objetivo no es "ganar" sino "llegar a un acuerdo".

La persona asertiva, por tanto, es capaz de:

  • Decir "no" o mostrar su postura hacia algo
  • Pedir favores y reaccionar ante un ataque
  • Expresar sentimientos

Por tanto, para ser más asertivos deberemos confiar en que nuestro juicio es tan válido como el de los demás, aunque se diferente de la mayoría, e incluso opuesto a la norma establecida y, por tanto, tomaré mis propias decisiones respecto a lo que quiero hacer, mantendré dichas decisiones pese a la oposición o las presiones sociales y no las impondré a nadie aceptando que otros puedan tener opiniones diferentes o incluso opuestas.

Principios de la asertividad

Para que no olvides como ser asertivo en todo momento, te una serie de principios que debes tener en cuenta en todas tus relaciones con los demás:

  1. Acepto a la gente tal y como es.
  2. Nunca se puede cambiar a otra persona.
  3. Acepto que cada persona se comunica de modo diferente a los demás sobre la base de sus valores, procedencia y entorno.
  4. Acepto, única y exclusivamente, la responsabilidad que tengo sobre mí mismo.
  5. En una relación soy sólo responsable de la parte que me corresponde.
  6. Acepto que cada persona tiene la libertad de elegir ser asertivo, pasivo o agresivo.
  7. Puede ser, dependiendo de la situación al caso, asertivo, pasivo o agresivo.
  8. Voy a practicar una habilidad asertiva, de sensibilidad a los sentimientos de los demás.

Fuentes consultadas:

  • "La asertividad, expresión de una sana autoestima" de Olga Castanyer
Publicidad
Noelia Rojo

Noelia Rojo

Socia fundadora, talentinnovate

Efectivamente, para mi la asertividad es fundamental y más en los tiempos que corren en los que, muchas veces, si no nos ponemos nosotros en valor...¿cómo van a hacerlo los demás?. Gracias por tu comentario
Paula Guerrero Tapia

Paula Guerrero Tapia

Periodista, Madrid Actual, Pozuelo Radio

Hola Noelia. Me parece muy interesante tu reflexión sobre la asertividad. Hay mucha gente que no sabe qué es, y estoy segura de que si las personas se propusieran ser más asertivas en cualquier situación de su vida, todo les iría un poco mejor.
Publicidad