Post
anterior
Siguiente
Post

Cómo resolver problemas de una forma creativa

Arancha de la Cámara Liderazgo e Innovación
13 May. 2014 0 comentarios

blogs_image_post_detail

1405-li-problemas-de-forma-creativaEn el siglo XXI debemos aceptar el cambio y acomodarnos a él como un hecho indiscutible, así como desarrollar habilidades para adaptarnos al mismo. Por tanto, desde nuestras organizaciones debemos sentir los problemas de nuestros clientes y encontrar nuevas formas de resolverlos.

Todo proceso de innovación transcurre por cuatro fases o etapas:

  1. La generación de nuevos problemas y oportunidades. Supone poner en marcha el proceso innovador encontrando problemas y hechos para resolver de una forma creativa.
  2. La conceptualización de nuevas ideas potenciales y aprovechables. Mantiene en movimiento el proceso de conceptualización. El pensamiento en esta etapa incluye definir el problema y encontrar ideas para resolverlo.
  3. La optimización de nuevas soluciones. Conversión de las ideas y alternativas abstractas en soluciones y planes prácticos evaluando ideas y planificando la acción.
  4. La implantación de nuevas soluciones. En esta etapa se enfatiza el aprendizaje a través de la experimentación directa más que a partir del pensamiento abstracto, lo que da como resultado hacer las cosas.

Para tener éxito en la resolución creativa de problemas, un equipo tiene que ser fuerte en las cuatro fases, teniendo en cuenta que, cada fase requiere habilidades de pensamiento diferentes.

8 pasos para la resolución creativa de problemas

A través de la aplicación del método SIMPLEX de Min Basadur podremos abordar cualquier problema que nos surja en una organización de una forma creativa aplicando la siguiente metodología de 8 pasos:

  1. Encontrar el problema tomando la iniciativa para descubrir problemas que se han de resolver, en lugar de esperar a reaccionar frente a problemas que se descubren. Es decir, debemos salir a la "pesca" de posibles problemas para resolver antes de que éstos "nos estallen" en las manos.
  2. Encontrar hechos relacionados con los problemas que queremos resolver. Para ello nos pondremos a recoger información sobre una situación problemática particular teniendo en cuenta que deberemos hacerlo sin juzgar, de forma prematura su relevancia.
  3. Definir el problema utilizando los hechos para definir tus retos más importantes. Estos retos deben ser claros y significativos y partir de una serie de hechos clave. También podemos ensanchar el alcance de un problema preguntando porque necesita ser resuelto y que se interpone en el camino hacia la solución (obstáculos).
  4. Encontrar ideas de soluciones potenciales para conseguir estos retos creando una variedad de formas de resolver un problema ya definido. Una persona hábil encontrando ideas nunca se contentará con una única buena idea sino que continuará buscando más.
  5. Evaluar y seleccionar las soluciones más prometedoras. De las ideas generadas en la fase anterior, seleccionaremos las ideas más prometedoras para su evaluación para una desarrollo más profundo como posibles soluciones. En esta fase, convertiremos las ideas seleccionadas en soluciones prácticas.
  6. Planificar para implantar las soluciones. Una vez diseñada la solución, crearemos los pasos específicos necesarios que nos conducirán a una implantación exitosa de la solución.
  7. Aceptación "vender la idea". Es fundamental ganar aceptación de la solución dentro de la organización. Ganar aceptación implica entender que incluso las mejores ideas y planes pueden irse a pique por la resistencia al cambio de las organizaciones. Por ello, deberemos mostrar a las personas a las que impactará de forma directa esta nueva solución, de diferentes formas, como nuestra nueva solución les beneficiará y como esta solución puede minimizar posibles problemas.
  8. Ir a la acción para implantar la solución. Llevaremos a cabo los pasos del plan de acción y revisaremos y adaptaremos el plan, de forma continuada a medida que las cosas cambien para asegurar que la solución se implanta con éxito.

Dado que este proceso de cambio es como una rueda, en realidad consta de un noveno paso: el primer paso de la siguiente rotación.

Reflexiones finales

Dado que el primer paso a la hora de resolver un problema es encontrarlo, motiva a tus trabajadores a disfrutar con el descubrimiento de problemas y posibles mejoras. Fomenta que se sientan "constructivamente descontentos" con el status quo para que busquen los "huevos de oro".

Debemos fomentar el hábito de hacernos continuamente preguntas útiles para encontrar problemas realizando una mirada al presente, futuro e incluso a nuestra vida personal. Sobre todo cuando las cosas parecen ir bien.

Anima a tus empleados a encontrar problemas, a que estén descontentos con sus propios trabajos.


Si te ha interesado este post te recomendamos:


Noelia Rojo, Socia Directora de talentinnovate

Publicidad
Publicidad