Post
anterior
Siguiente
Post

¿Qué necesito aprender para VENDER-ME mejor?

Arancha de la Cámara Liderazgo e Innovación
16 Feb. 2015 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Siempre me ha parecido importante no tenerle miedo a tener que vender, pero ahora me parece clave...y llevado al terreno más personal/individual, no tener miedo a vender tus ideas / tu perfil / tu marca, ¿no crees que se ha vuelto esencial en estos tiempos que corren?.

Una de las situaciones que más se repiten en los casos de personas con las que trabajo a través de procesos de coaching-career advisor para ayudarles en su búsqueda de un nuevo rumbo profesional, un cambio de empresa o un nuevo empleo,  es la dificultad que encuentran para afrontar su labor de tener que venderse en el networking,  a través de su red de contactos, o incluso cuando hacen entrevistas de trabajo.

Hoy en día ya no puedes quedarte esperando a que te llamen después de haber enviado tu Cv a una oferta en la que encajabas a la perfección, antes has tenido que buscar entre tu red de conocidos quien puede servirte de puente y presentarte a RRHH de la empresa para que vayas con ciertas referencias de alguien que ya trabaja allí, es decir hemos tenido que empezar a vendernos mucho antes de enviar el Cv.

Una reciente investigación que hemos realizado a mas de 100 comerciales que se dedican a vender nuevo negocio o captar nuevos clientes (un trabajo similar al que tiene que hacer una persona que es autónomo y vende sus servicios, o una persona que está en el paro y empieza a buscar la manera de que le conozcan), muestra que los comerciales ven esencial para poder tener éxito en sus ventas que les formen en las siguientes competencias emocionales:

  • Confianza en uno mismo: Seguridad en la valoración que hacemos sobre nosotros mismos y sobre nuestras capacidades y transmitirlo en nuestra acción comercial con los clientes.

Conoce muy bien tus fortalezas ...en qué eres realmente bueno y transmítelo con seguridad en tus entrevistas y reuniones informales con tu red de contactos. Averigua cuál es tu valor diferencial y transmítelo siempre que puedas.

  • Orientación hacia el servicio: Anticiparse, reconocer y satisfacer las necesidades de los clientes.

Estudia antes de sentarte con alguien quién es, dónde trabaja, a qué se dedica, qué le puede interesar...averigua si puede tener algún hobby, busca una conexión y será mas fácil generar un buen contexto para tu venta.

  • Comprensión de los demás: Tener la capacidad de captar los sentimientos y los puntos de vista de nuestros clientes e interesarnos activamente por las cosas que les preocupan.

Interésate realmente por la otra persona, no empieces a soltarle tu discurso ...comienza interesándote por cómo está él/ella y si puedes ayudarle en algo, ofrece tu ayuda de forma desinteresada, sin esperar nada a cambio.

  • Optimismo: Persistencia en la consecución de los objetivos a pesar de los obstáculos y los contratiempos que surgen durante el proceso de venta.

Sonríe siempre, la actitud es fundamental, el 90% de nuestro impacto en los demás no tiene que ver con lo que decimos, sino con nuestra actitud, así que cuida que sea la adecuada sino no habrá servido de nada todo tu discurso de venta.

  • Conciencia emocional: Reconocer las propias emociones y las de los clientes, así como sus efectos en el proceso de venta.

Saber "leer" a las personas, lo que dicen (mente) , lo que no dicen (cuerpo) y lo que sienten (emoción), será una de las claves de tu éxito en la venta, asi que será mejor que te preocupes por aprenderlo.

Veamos las similitudes que existen entre el perfil de captación de negocio en una empresa y el de aquel que tiene que venderse a sí mismo para buscar un trabajo o vender sus servicios.  Aprendamos también a trabajar estas competencias emocionales en nuestro día a día para conseguir mejores resultados en nuestra venta individual.

Mucho éxito!!!

Publicidad
Publicidad