PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Tips para cuidarnos frente al coronavirus

Begoña Serra Lidera tu vida con Begoña Serra
16 Mar 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El coronavirus es una situación nueva frente a la que nos tenemos que cuidarnos tanto a nivel físico como a nivel emocional para poder mantener nuestro equilibrio y dar una respuesta desde la serenidad

Estamos viviendo una situación de gran excepcionalidad, nos enfrentamos al coronoavirus, un virus nuevo que se contagia rápidamente y para el que no existe una vacuna ni tratamiento específico. La OMS ya ha confirmado que nos encontramos ante una pandemia universal porque afecta a todos los países y el número de contagios aumenta día a día de manera alarmante.

Crisis sanitaria

Cada vez son más los países que han adoptado medidas excepcionales: cierre de centros educativos, limitación de la circulación de las personas,... en España se ha decretado el estado de alarma y el confinamiento de las personas en sus casas para intentar cortar las cadenas de transmisión del coronavirus y evitar el colapso del sistema hospitalario que se ve sobrepasado por el número de positivos. Un sistema sanitario que recordemos que, a parte del coronavirus, tiene que seguir atendiendo a enfermos de otras patologías.

No voy a tratar las medidas que debemos adoptar para cuidarnos a nivel físico como lavarse las manos, mantener la distancia de seguridad, no salir de casa, etc porque ya se han explicado por activa y por pasiva. Quiero hacer hincapié en cómo cuidarnos a nivel emocional ante esta pandemia, pues son muchas las personas que viven con ansiedad y pánico esta situación y, como he comentado en otros post, los altos niveles de estrés sostenidos en el tiempo son perjudiciales tanto para nuestro equilibrio emocional como para nuestra salud física, pudiendo afectar incluso a nuestro sistema inmunológico.

Vivimos una epidemia de miedo

Estos días no sólo circula el coronavirus, sino que también circula el miedo que se es si cabe aún más contagioso. Prueba de ello son las colas en los supermercados, las estanterías vacías de productos de primera necesidad: arroz, conservas, carne, fruta,... y el comentado papel higiénico que me parece que era el producto estrella porque no se encontraba en ninguna tienda.

Y es que el miedo existe, se palpa en el ambiente, los mensajes de WhatsApp están repletos de noticias, opiniones y vídeos acerca del coronavirus, no todas contrastadas y proliferan las fake news provocando un alarmismo generalizado.

El miedo es muy peligroso y contagioso porque puede distorsionar la realidad y provocarnos crisis de ansiedad, trastornos de pánico, sentimientos de impotencia e incluso depresión.

Por ello, a parte de cuidar de nuestra salud física y tomar las medidas preventivas que nos recomiendan las autoridades sanitarias, tenemos que cuidarnos a nivel emocional para poder regular de manera adecuada el conjunto de emociones que nos genera esta situación excepcional.

La realidad que estamos viviendo no la podemos cambiar, pero si que podemos decidir la respuesta emocional que tenemos ante la misma.

Tips para cuidarnos a nivel emocional frente al coronavirus:

  • El mejor antídoto contra el miedo es la información pero nos tenemos que asegurar que dicha información es veraz y que procede de los profesionales sanitarios y expertos en la materia.
  • Evitemos los bulos que circulan por internet y por redes sociales, no les demos ninguna credibilidad ni contribuyamos a su difusión.
  • Si recibimos mensajes o vídeos relacionados con dicha temática, contrastemos y verifiquemos su autenticidad y seamos muy precavidos a la hora de compartir información.
  • Tenemos que estar informados para saber qué medidas tenemos que tomar y más en una situación que cambia día a día, pero no es conveniente que estemos las 24 horas del día pendientes de las noticias y programas que hablan de la pandemia porque el exceso de información nos provoca una saturación y un desgaste mental.
  • Es importante que ocupemos nuestra mente con otras actividades: lectura, escuchar música, ver películas, jugar con nuestros hijos, conversar en familia. Hoy en día, Internet, Youtube, Netflix y otras plataformas nos permiten una gran variedad de posibilidades de ocio.
  • El confinamiento en casa durante al menos 15 días es una situación que a muchas personas les genera ansiedad, agobio y desesperación. Por ello, es muy importante que no lo veamos como una imposición o una obligación, sino como un acto de responsabilidad para contribuir a un bien común y ayudar a frenar el contagio.
  • Evitemos los pensamientos negativos, la anticipación, los "y si...", todo ello nos intoxica nuestra mente y nos provoca un sufrimiento innecesario.
  • A la hora de procesar la información, fijémonos también en las buenas noticias como el número de personas curadas, los avances que se están haciendo para encontrar tratamientos y vacunas eficaces o cómo China está consiguiendo controlar la epidemia. 

¿Y qué hacemos durante el confinamiento?

  • En primer lugar, tomárselo en serio. Es una medida de prevención que ha dado resultado en China y que sirve para proteger nuestra salud y también la de los colectivos más vulnerables y no colapsar los servicios sanitarios. Por tanto, no son unas vacaciones, sino una medida necesaria para contener la epidemia.
  • Durante el aislamiento, tenemos que establecer una rutina para no caer en el desasosiego y el desánimo. Nos tenemos que mantener activos. Hoy en día, podemos hacer un sinfín de actividades en casa. Por ello, recomiendo marcarse un horario en el que compaginemos horas de teletrabajo con momentos de ocio (leer, escuchar música, ver películas,... ), tiempo de calidad en familia y descanso.
  • Dentro de esa rutina, quiero hacer especial hincapié en el ejercicio físico. Son muchos días en casa y tenemos que mantener nuestros músculos activos. Además, recordad que el ejercicio físico segrega endorfinas, lo que contribuye a nuestro bienestar emocional. Youtube nos ofrece infinidad de tutoriales de ejercicios que van desde el yoga a la zumba. 
  • Dediquemos tiempo a aquellas actividades que nos gustan pero que hemos dejado de hacer por falta de tiempo: pintar, escribir, hacer manualidades,...
  • También es un buen momento para fomentar y fortalecer las relaciones familiares: juegos en familia, conversaciones, comentar películas y series, bailar juntos, probar nuevas recetas de cocina,... ¡Imaginación al poder!
  • Estar encerrados en casa no significa perder el contacto con nuestros familiares y amigos; es más, tenemos que potenciarlo. Las nuevas tecnologías nos ayudan a vencer el aislamiento. A parte de la tradicional llamada telefónica, tenemos WhatsApp, aplicaciones como Skype, Duo,... que nos permiten hacer videoconferencias.

Un último consejo, y pienso que uno de los más importantes:

Permitámonos sentir y expresar nuestras emociones. Ante esta situación de incertidumbre y de aislamiento, es normal pasar por varios estados emocionales de diversa índole. Un día podemos sentirnos bien y con esperanza pero al siguiente podemos caer en el desánimo, la desesperación, el miedo o la rabia. Una buena gestión emocional implica aceptar todas estas emociones, expresarlas, llorar, desahogarse, hablar con familiares y amigos de lo que nos preocupa, de cómo nos sentimos, de lo que necesitamos. 

Y estos días más que nunca, son bienvenidas todas las iniciativas solidarias, tenemos que tejer redes de apoyo emocional, especialmente con las personas que puedan ser más susceptibles como nuestros mayores, las personas que viven solas y las que sufren trastornos de ansiedad previos porque son las más vulnerables. Tienen que sentir que no están solas. El calor humano y el apoyo emocional son esenciales para superar esta crisis de salud, económica y humana.

Esta situación pasará, China es un claro ejemplo. Por tanto, cuidarnos tanto a nivel físico como emocional es esencial para sobrellevar estas duras semanas y es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros, Juntos podemos y saldremos más fuertes de esta situación.

Por mi parte, quiero mandaros un fuerte abrazo y deciros que podéis contar conmigo para asesoramiento y apoyo emocional online gratuito. Podéis contactar conmigo en begonyaserra33@gmail.com

Cuidaros y muchos ánimos





 

Publicidad
Publicidad