PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo liderar un equipo de alta productividad

Begoña Serra Lidera tu vida con Begoña Serra
2 Mar 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

En las últimas décadas, el mercado laboral ha vivido grandes cambios que suponen un reto para los actuales directivos que tienen que capacitarse en nuevas habilidades si quieren liderar equipos de alta productividad.

La crisis económica, la globalización, una mayor competitividad y el auge de las nuevas tecnologías han traido consigo un cambio de paradigma en los estilos de liderazgo ya que los directivos tienen que desarrollar nuevas habilidades tanto personales como emocionales que les permita dirigir con eficacia a sus equipos para adaptarse a un mercado fluctuante.

Si hasta hace unos años, lo habitual en las organizaciones era la relación jefe-trabajador con una estructura vertical basada en el poder y en el premio y castigo, en la que el jefe ordenaba y distribuía las tareas y los trabajadores ejectutaban lo que se les mandaba sin capacidad de opinión pues el "jefe siempre tiene la razón", actualmente, este modelo se está quedando obsoleto y cada vez son más las organizaciones que están apostando por un liderazgo horizontal en el que el directivo es un guía y referente para su equipo y los trabajadores ganan en autonomía y responsabilidad.

Cohesión, motivación, salario emocional, autonomía, creatividad, trabajo en equipo son aspectos que están cobrando fuerza en las organizaciones fruto de este cambio de liderazgo.

¿Qué habilidades tiene que tener el nuevo líder?

Como ya he dicho, el nuevo líder es un guía y un referente para su equipo, alguien con el suficiente carisma para inspirar y motivar a las distintas personas que lo integran, potenciando sus talentos y habilidades. Una persona con una buena autoestima, con confianza en si misma y con la suficiente madurez emocional para encontrar el equilibrio entre la autoridad y la confianza.

Grandes coaches internacionales como Simon Sinek, Todd Davis y Bob Charman ponen el foco en las relaciones personales y en la importancia de que éstas sean de calidad para el buen funcionamiento de la organización.

Simon Sinek afirma que un "Un equipo no es un grupo de personas que trabajan juntas. Un equipo es un grupo de personas que confían entre sí"

El líder es la persona capaz de generar el ambiente propicio para que surja esa confianza, haciendo que todos las personas de su equipo se sientasn reconocidas, valiosas y partícipes del proyecto empresarial, lo que garantiza su lealtad y compromiso tanto con el equipo del que forman parte como de la propia organización.

Para ello, el líder tiene que capacitarse en las siguiientes habilidades:

  • Tener un profundo autoconocimiento que le permitirá ganar en confianza en si mismo, desarrollando un auténtico liderazgo personal.
  • Gestionar de manera adecuada sus emociones lo que le ayudará a manejar el estrés y dar una respuesta adecuada frente a las presiones y responsabilidades propias de su cargo.
  • Desarrollar una mentalidad abierta que le permita ser flexible y adpatarse a los cambios del mercado laboral.
  • Aprender a tomar decisiones desde la serenidad y la reflexión para poder priorizar las acciones que se tienen que llevar a cabo.
  • Conocer la naturaleza humana para poder gestionar de manera eficiente su equipo, sabiendo ver el potencial de cada una de las personas que lo integran, anticipándose a los posibles conflictos y saber resolverlos de manera adecuada y justa una vez se presenten.
  • Saber cohesionar, motivar y dar reconocimiento a los miembros de su equipo.
  • Desarrollar una escucha activa y una comunicación asertiva.
  • Ser cercanos y empáticos.
  • Ser personas íntegras, auténticas y honestas.
  • Tener curiosidad y disposición para formarse continuamente.

Si bien es cierto que a simple vista parece ser una lista interminable y difícil de alcanzar, la clave de un liderazgo efectivo está en el autoconocimiento y la gestión emocional.

¿Cómo se lidera un equipo de alta productividad?

Liderar un equipo de alta productividad se consigue desde un liderazgo efectivo; es decir desde un liderazgo profesional sustentado en un auténtico liderazgo personal.

Sólo aquella persona que es capaz de autoliderarse, será capaz de liderar de manera eficaz a su equipo.

Para liderar un equipo de alta productividad, se tiene que haber alcanzado un alto nivel de liderazgo personal y de madurez emocional que permita al directivo ser cercano sin perder su autoridad, con una sólida escala de valores que rijan sus decisiones y acciones y un interés real por las personas que integran su equipo.

Conseguir un equipo de alta productividad implica: 

  • Saber ver el potencial de las personas que integran el equipo y ayudarlas a ser la mejor versión de si mismas.
  • Confiar en las personas del equipo.
  • Escuchar de manera activa sus opiniones, intereses e inquietudes-
  • No tomarse las cosas a nivel personal para envitar entrar en juegos psicológicos y dinámicas de poder.
  • Ser flexibles para adpatarse a los cambios.
  • Potenciar la creatividad y la innovación.
  • Favorecer el crecimiento profesional y personal de los miembros del equipo.
  • Saber reconocer los logros y corregir las conductas no adecuadas.
  • Favorecer un clima de confianza, cooperación y crecimiento.

Un equipo de alta productividad está formado por personas con un gran talento, leales y comprometidas con los objetivos y valores de la organización.

Un equipo de alta productividad con este nivel de implicación y de compromiso no se consigue de un día para otro, sino que es fruto de las decisiones y acciones de cada día, de lo que se hace, se dice y no se dice, de la calidad de las relaciones personales, de la confianza que se establezca entre las personas que lo integran, de las sinergias, del respeto mútuo e incluso diría de la admiración que se tengan. Evidentemente, el conocimiento específico del sector y la profesionalidad también son aspectos importantes, pero el factor humano es esencial porque no olvidemos que quienes hacen que la organización funcione y prospere día a día son las personas que la componen.

Si quieres más información de cómo las asesorías de Coaching Transaccional pueden ayudarte a ser un mejor líder, no dudes en contactar conmigo. Estaré encantada de ayudarte a potenciar tus habilidades de liderazgo.

Espero que estos tips te hayan ayudado en tu proceso de liderazgo profesional y si quieres mejorar tus habiidades o capacitarte para ser un mejor líder, te ofrezco una formación on line en liderazgo profesional.

¡Que pases una feliz semana!

Publicidad
Publicidad