PREVIOUS_POST

Vacantes y entrevistas sorpresa

Alejandra Torpey Las cosas que se pasan en las entrevistas de trabajo
18 Mar 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Hola de nuevo, gracias por estar aquí. Es un gusto que me des un poco de tu tiempo para leer mis experiencias que comparto contigo.

Más allá de buscar simpatía, de lograr empatía, quiero cooperar a hacer este tipo de procesos mejores.

Si tú tienes la oportunidad (sí, prefiero verlo como oportunidad porque significa entonces que hay muchas posibilidades, además es buscar un lado positivo a manera de darme ánimo a mí misma). En fin, si tienes esta oportunidad de estar como yo, en este proceso de buscar alcanzar mi siguiente paso en mi carrera profesional y has pasado, también como yo, por diversos procesos, comenzaré diciéndote que el que aún no hayas podido lograr dar ese paso, no necesariamente es por culpa tuya.

Espero que este blog sirva para hacer saber que dentro de los procesos de reclutamiento hay muchas cosas que se pueden mejorar y se deberían de regular. Así como existen comisiones para regular a los autos, los impuestos y tantas cosas, debería existir algo que regulara eficientemente la manera en la que se conducen los procesos de reclutamiento para que con dicha uniformidad, se logre una equidad y algo de justicia.

¿Cuántas veces te has encontrado con vacantes sorpresas? En esta ocasión a mí además me tocó vivir la experiencia de una entrevista sorpresa. Una sorpresa no necesariamente implica algo que da gusto y que por lo tanto es bueno, también significa algo que te saca de balance, algo inesperado que puede no ser muy grato.

Hoy en día la información de nosotros los candidatos debe estar actualizada y publicada en todo sitio que existe para aumentar las posibilidades de ser visto y así poder ser considerado; es decir, cualquiera puede verte. Hay sitios en los que hasta te exigen que pongas estatura y peso, como si tu potencial para desempeñar tus funciones y aportar valor dependieran de ese tipo de características. Pero, ¿qué nos queda a los candidatos? responder.

Así, los reclutadores tienen acceso a todo detalle de tu persona y experiencia; sin embargo; eso no se aplica a las vacantes. Buscando avisos te encuentras con vacantes "confidenciales". En el anuncio que ves publicado no te pueden (porque no quieren) decir cuánto podría percibir la persona que desempeñe el puesto, no te pueden decir en dónde estaría localizada esa posición, no te pueden decir ni el nombre de la empresa, y peor si es por outsourcing... entre otros datos. Y si te toca como a mí, que ni si quiera una lista detallada de lo que abarcarían las responsabilidades del puesto dan, se pone más interesante. Ah, pero eso sí, tú como candidato sí debes darles santo y seña de tu persona y de tu experiencia, y te la debes de jugar enviando tu información aunque sea a ciegas.

Así pues, fui contactada vía LinkedIn diciendo: "Hola, me encontré con tu perfil y me parece interesante. Estoy en búsqueda de un Responsable de Desarrollo Organizacional para una Startup de energía solar....En caso de que esta oportunidad laboral te fuera interesante...¿me podrías enviar un mail con tu CV y una carta presentación". Yo también hice mi tarea y comencé a buscar información de la persona quien me contactó y dije bien, la mando pero para quién es esto (refiriéndome a qué empresa empresa), en dónde, de qué se trata por más que diga Desarrollo Organizacional... Así que la envié diciendo: "me encantará saber más acerca de la vacante y qué se esperaría de mí".

La respuesta obtenida no fue nada amplia solo: "me interesa programar una entrevista"; dije bueno, es lo que sé hacer, es en el área en donde me he desarrollado lo que va de mi carrera, ya vio mi información... Las opciones para entrevista eran, ese mismo día después de las 4pm o después de las 8pm, o al día siguiente.

Lo primero que pensé cuando vi, sobre todo el segundo horario "disponible" fue: ¡¡Madre mía!! ¿en serio después de las 8pm?. He aprendido a detectar aspectos que no van conmigo y con los cuales no quisiera involucrarme en mi próxima oportunidad laboral y pensé, ¿qué me espera si desde la entrevista me están citando después de las 8pm, tendré vida? Le dije que no podía, le mandé otra propuesta de horario. Al ver que no respondía mi mail, que comenzaban a salirme otros compromisos, sinceramente decidí tomar los otros.

Se lo dije al momento que le envié el mensaje para cancelar sin embargo, le propuse otro horario. Curiosamente ese mensaje sí me lo respondió a los pocos minutos, diciendo que desafortunadamente las entrevistas solo eran miércoles y jueves... Dada la premura, sarcásticamente pensé: se aprecia mucho la flexibilidad que hay aquí. Le di las gracias y dijo, bueno si se hacen otras el lunes, te aviso. ¿Cuál es el punto de hacerse el interesante? Pero cuando un candidato dice que no y no precisamente por jugar al interesante, se entiende como: "creo que no te interesa".

Finalmente sí continuaron con las entrevistas un día más o eso dijo en su mail; cuando en la entrevista del lunes dijo que seguirían haciendo más entrevistas hasta el miércoles. Pero bueno; si un candidato comete hasta el más mínimo error de inconsistencia como ese, ahí sí nos descalifican. 

El día de mi entrevista comenzó por preguntarme más acerca de mí para después platicarme de la empresa y de la vacante. Al fin me enteré del nombre de la empresa para la cual podría trabajar si todo salía bien, pero también me enteré de las responsabilidades que la vacante debía desempeñar. ¿Por qué "pero"? porque justo esa fue la sorpresa.

Esta persona que me entrevistó, era un externo a la empresa de energía solar que me contrataría. Me invitó a ver un vide o de la empresa para darme una idea de la misma, del ambiente y de la gente. Habló casi casi de un paraíso, horarios flexibles, empresa dinámica, en crecimiento, abierta a propuestas y lo mejor, vacaciones indefinidas en donde los resultados eran los que hablaban más que pasar 8 o más horas sentada en la oficina. Claro que dije ¡wow, yo quiero! ¡es lo que siempre he querido! Después de esa hermosa fotografía... continuó: "ahora te diré lo que busca la empresa; básicamente alguien que maneje 4 áreas: desarrollo organizacional, capacitación, reclutamiento y compensaciones". Mi primer pensamiento fue... (0_o) eso no es desarrollo organizacional ¡eso es recursos humanos! esa vacante se debe llamar responsable de recursos humanos, quieres a alguien que te maneje todos los procesos, quieres un ¡todólogo!

No sé qué opines tú pero para mí, TODO el proceso estuvo muy mal, y no lo digo porque no me lo hayan dado, desde que mencionó esas 4 áreas supe que no sería para mí por más que rezara.

Si esta persona desde un principio hubiera evaluado correctamente mi información, con base en A+B+C+D que es lo que necesita, hubiera visto que no soy lo que necesita y punto. Pero tal parece que se dejó llevar por el título que utilizo "especialista en desarrollo organizacional", De igual manera, parece que tampoco revisó mi CV, sino hasta el día de la entrevista y tal parecía que sólo estaba entrevistando por entrevistar; no sé si a los reclutadores les paguen por cada entrevista que hagan y de ahí deriva que hagan este tipo de cosas. Sin embargo, de haber llevado el proceso de una mejor y más eficiente manera, ambos nos hubiéramos ahorrado recursos de tiempo y dinero. 

En ningún momento en la información que tengo publicada por todos lados y que envío cuando se me solicita, en ningún lado hablo de cosas que no he llevado en este caso: reclutamiento y compensaciones.

La entrevista. En una entrevista efectiva, haces tus preguntas al candidato buscando obtener las respuestas que necesitas de acuerdo a lo que buscas. S dichas respuestas están alineadas con lo que necesitas, entonces hablas de la vacante más ampliamente y hablas de la empresa buscando como reclutador "garantizar" que tienes el interés de la persona que te interesa ¡no lo haces sólo por cubrir el guión! ni si quiera es ético. Y sobre todo, se olvidan de que están representando a una empresa.

Y así, el día de hoy me llegó el mail de la confirmación de lo que ya sabía: "Estimada Alejandra". Desde ese saludo te das cuenta que la situación ya no es muy buena cuando en los anteriores mensajes era un hola, o directo al mensaje; hasta ese tipo de detalles deben cuidar los reclutadores. "Te escribo para informarte que desafortunadamente no escogimos tu perfil para continuar con el proceso de reclutamiento que estamos llevando acabo. Tu perfil es muy interesante, pero para lo que buscamos todavía te falta experiencia de acuerdo a nuestra perspectiva".

Lo repito, no soy reclutadora, nunca lo he llevado sin embargo después de esto, sí me considero con más experiencia que algunos que se dicen reclutadores. Y se lo dije, no he llevado el proceso pero sí me considero capaz para desempeñarlo eficientemente.

Así que la próxima vez que no te quedes con un puesto, no te sientas mal porque como me sucedió a mí en este caso, no es tu culpa que no puedan ver algo que se pudo haber previsto si hubiera habido una comunicación efectiva desde un principio. Y no lo digo como se dice como "consuelo de tontos", lo digo de la manera más objetiva que puedo. El hecho de que tu experiencia no sea suficiente para unos, no significa que así es o será para todos. Claro que es difícil pero mientras tú no te dejes vencer por ese tipo de "percepciones o perspectivas, sigue adelante.

Mucha suerte, mucho éxito y felicidad para ti.

Gracias por leerme.

Publicidad
Publicidad