PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Por que honramos a los muertos con flores

LAURA ALOCEN PORTILLO LAP Funerals
14 Feb 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Dejar flores a los fallecidos es una costumbre muy habitual en España cuando se visita las tumbas de nuestros seres queridos. De todos modos, no es algo exclusivo de nuestro país, sino que es una tradición arraigada en multitud de culturas.

Honrar a los fallecidos con ofrendas florales es algo de un gran simbolismo que se remonta muchísimos años atrás. Las primeras civilizaciones de la humanidad aún no tenían métodos para embalsamar e inhumar a los difuntos. Por ello, exponían los cuerpos de los seres queridos fallecidos durante varios días, mientras velaban y rezaban por ellos, y se les cubría con multitud de flores.

 

El uso de las flores no se trataba de una simple tradición o capricho, sino que tenían una clara finalidad. Como los cuerpos se descomponían y olían mal, la gente cubría a los difuntos con flores de todos los tipos, ya que ayudaban a camuflar ese hedor. Del mismo modo, también se usaban otros elementos como, por ejemplo, el incienso.

 

Actualmente esta costumbre se ha ampliado y ya no solo se depositan flores en los velatorios o en los lugares donde están enterrados nuestros seres queridos durante su funeral, sino que es algo que se hace de forma habitual cuando se va a visitarles. Además, hay días especiales, como el Día de Todos los Santos, en el que la gente acude exclusivamente a honrar a sus familiares y amigos fallecidos y deposita flores en sus tumbas para recordarles.

 

Del mismo modo, llevar flores a los seres queridos ya no son una tradición antigua o clásica que solo haga la gente mayor. Hoy en día ya no solo se usan las flores en los funerales tradicionales, sino que los funerales personalizados y únicos también acostumbran a estar llenos de decoraciones florales, entre otros elementos especiales para recordar al difunto y todas sus experiencias vitales.

Publicidad
Publicidad