La atención sanitaria cuando viajamos por Europa

Teresa Cofrentes La Tarjeta Sanitaria Europea
2 May 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

En el momento que preparamos nuestro desplazamiento por Europa tenemos que tener en consideración que se nos pueden presentar problemas que impliquen a nuestra salud, como pueden ser un accidente o una dolencia que precisen de atención sanitaria en un estado que no es el nuestro.

Para cualquier desplazamiento que hagamos por la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo o bien Suiza, es recomendable pedir antes la Tarjeta Sanitaria Europea para evitar eventuales incidencias. Si vamos a viajar a otras regiones del planeta, aquí no nos queda más alternativa que contratar algún seguro médico privado que nos cubra.

Este documento se puso en circulación en el año dos mil cuatro, tras el Consejo Europeo de Barcelona, que tuvo lugar entre el 15 y el 16 de marzo de dos mil dos. En este consejo se tomó la determinación de terminar con los documentos de permanencia temporal que se utilizaban hasta ese momento por una tarjeta único para todos los ciudadanos de la UE. La Tarjeta Sanitaria Europea se concede a los ciudadanos que dispongan de adhesión a la Seguridad Social, jubilados y otros grupos similares, por poner un ejemplo, ciudadanos sin recursos pecuniarios.

De qué forma solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea

Por lo general, cualquier europeo podría pedir la Tarjeta Sanitaria Europea por vía telemática, a excepción de los casos mostrados aquí:
  • los que quieran obtener por primera vez esta tarjeta, tendrán que hacerlo personándose en una Oficina de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS)
  • los europeos que estén recibiendo una contraprestación por paro, o bien sus adjudicatarios directos
  • las personas que dispongan de un contrato de tipo temporal
  • quienes sean titulares de una pensión no contributiva
  • personas sin recursos económicos que tengan reconocido el derecho a la asistencia médica
Los europeos que no se hallen en ninguno de los casos anteriores, tendrán menos dificultades a la hora de pedir la tarjeta. Conectados a internet, en la Oficina Virtual de la SS, podemos pedir la tarjeta y obtenerla sin tener que acudir personalmente. Junto a esto, los europeos ya adjudicatarias que pidan una reexpedición, además van a poder realizarlo por internet. Sólo sería necesario ir otra vez al portal anteriormente citado y encontrar la sección “Renovar” de la Tarjeta Sanitaria. Acto seguido el sistema nos va a solicitar nuestros datos personales. Una vez cumplimentados, ya habrá finalizado el procedimiento y recibiremos nuestra TSE en alrededor de un par de semanas.

Ventajas de tener la TSE

Los beneficiarios de la Tarjeta Sanitaria Europea podrán disfrutar de una atención sanitaria equivalente a la que reciben los habitantes del país que visitan. Así pues, no tendríamos que entenderla como un seguro médico de viaje privado, ya que sus funciones son diferentes. Conviene entender que la disposición de la TSE no supone atención sanitaria gratuita, puesto que esto no es de esta forma en la totalidad de los lugares de la Unión Europea.

Como consejo previo a iniciar el viaje, os recomendamos revisar el tipo de asistencia médica disponible en el estado al que vamos a desplazarnos, para conocer por adelantado qué derechos médicos vamos a disfrutar con la Tarjeta Sanitaria Europea y calibrar si estos se ajustan a nuestros requisitos.
Publicidad
Publicidad