Sunday morning

Cecilia González Ruiz La suma de los dias
17 Apr 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Cuando cruzas la barrera que separa los veinte de los treinta, hay dos tipos de domingos..

Lazy Sundays. Amanace un dia gris, la lluvia golpea los cristales de la ventana, te refugias en el calor de las sábanas hasta que tu estómago te pide a gritos que hagas el esfuerzo de preparar el desayuno. Café caliente, bolleria horneada y vuelta al refugio de las sábanas. Se alternan articulos de periodico, capítulos de ese libro que te tiene enganchanda, alguna incursión a las redes sociales y todo desde la comodidad de las sábanas calientes y el aroma del café. Un artículo más, un capítulo mas y cuando te das cuenta es la hora del aperitivo y tú estas todavía en pijama.

Active Sundays: Te despiertas porque la luz del sol transpasa tus cortinas, las abres y el son brilla en toda su plenitud. Te enfundas tu outfit deportivo, desayunas algo de fruta y sales a correr como si se te fuera la vida en ello. Y mientras corres y respiras aire puro, haces planes, moldeas sueños y te preparas para la actividad aeróbica de limpiar, ordenar, poner lavadoras y en definitiva todas esas actividades postpuestas durante la semana. Y tanto derroche de actividad necesita de un buen desayuno a base de tostadas, huevos revueltos y café q más q desayuno es branch porque la hora del aperitivo está cerca.

Por supuesto, atrás quedaron los hang-over Sundays, domingos in bed, de dolor de cabeza y de recuerdos de la noche anterior... porque con los años empiezas a ver la vida, y a disfrutar los domingos, de otra manera.

Publicidad
Publicidad