PREVIOUS_POST
NEXT_POST

La cartera de tu jefe pesa 14 gramos más que la tuya

Comparador HelpMyCash La portada financiera
23 Nov 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Si trabajas en una multinacional y tu jefe es un pez gordo, es probable su cartera pese unos gramos más que la tuya. Y no lo decimos por los billetes que pueda llevar encima, sino porque quizá tenga en su poder una Tarjeta American Express Centurion. Está fabricada con titanio anodizado, pesa 14 gramos y es una de las tarjetas de crédito más exclusivas del mundo. Solo se puede acceder a ella con invitación y tiene una cuota de 2.500 dólares anuales.

Pero la AMEX Centurion no es la única tarjeta metálica disponible en el mercado. Hace un par de años el banco estadounidense JP Morgan Chase lanzó la tarjeta Chase Sapphire Reserve, compuesta por una aleación de metales. Como si se tratase del último iPhone, la tarjeta desató tal fiebre que el banco tuvo que parar temporalmente su envío, al haberse quedado sin stock debido a la alta demanda, y mandar tarjetas de plástico como sustitutas hasta que se pusiese en marcha la producción de nuevo. Todo ello a pesar de tener una cuota de 450 dólares anuales. Lauren Francis, portavoz de Chase, explicó a Bloomberg que el banco había aprobado decenas de miles de solicitudes solo en los primeros dos días y que la mayoría venían de millennials.

Las tarjetas de crédito fabricadas en metal no parecen ser una moda pasajera y cada vez son más las entidades que las comercializan. La tarjeta Palladium de JP Morgan Chase, hecha en paladio y oro (595 dólares al año) o las tarjetas de Luxury Card en acero inoxidable (495 dólares)  y oro de 24 quilates (995 dólares) son solo algunos ejemplos. También comercializan tarjetas metálicas el inglés HSBC, Capital One, Citi, Wells Fargo… Algunas llegan a pesar 27 gramos, de acuerdo con el ranking elaborado por US Credit Card Guide.

Muchos podrían pensar que es solo postureo y ganas de que la cartera pese más de lo habitual, pero este tipo de tarjetas no vienen solas: su principal ventaja son los servicios añadidos que incluyen como programas de fidelidad con puntos, devolución de un tanto por ciento del importe de las compras, servicios concierge exclusivos, límites de crédito altos…

En España también hay ejemplos. En 2017 Banco Sabadell anunció el lanzamiento de la tarjeta World Elite Mastercard, la que según el propio banco era “la primera tarjeta metálica y contactless de Europa”. Estaba enfocada especialmente en los clientes de banca privada y en aquellos que viajasen de forma regular. El mismo año Banca March lanzó la tarjeta Mastercard Alturis, una tarjeta metálica enfocada, una vez más, en los clientes de banca privada y banca patrimonial.

No son solo para ricos

Pero las tarjetas metálicas no son solo para los ricos. Como todas las modas, muchas entidades han querido sumarse a la corriente del metal y las oportunidades de tener un rectángulo metálico en la cartera sin dejarse un riñón se han multiplicado. La tarjeta Visa Amazon Prime Rewards, disponible en Estados Unidos, probablemente sea una de las opciones más baratas: no tiene cuotas anuales. Es exclusiva para los clientes Prime de Amazon, devuelve el 5% de las compras realizadas en la plataforma y viene acompañada de una tarjeta regalo de 70 dólares.  

Los bancos fintech N26 y Revolut, de origen alemán y británico respectivamente, han sido los encargados de acercar a los españoles de a pie las tarjetas metálicas, con cuotas asumibles y ventajas exclusivas. Eso sí, no son de crédito, por lo que no sirven para tomar dinero prestado.

N26 Metal aterrizó en España el pasado 18 de octubre (el lanzamiento inicial fue en junio en Alemania, Austria, Francia e Italia). Cuenta con “un frente de acero inoxidable totalmente metálico y el logotipo grabado. Además, su acabado mate de doble capa le da un aspecto más elegante y refinado”, explica la entidad en su blog. Los interesados tienen a su disposición tres colores: negro carbón, rosa cuarzo y gris perla. ¿Su precio? 16,90 euros al mes, o sea, 202,80 euros al año. Entre las ventajas de la tarjeta metálica de N26, entidad que ya tiene más de 100.000 clientes en nuestro país, encontramos ofertas en marcas como Hotels.com, un seguro de viaje y de compras incorporado, un servicio exclusivo de atención al cliente, retiradas de efectivo gratis, pagos sin comisiones en cualquier divisa sin coste…

El neobanco británico Revolut ofrece a los españoles la tarjeta Revolut Metal con una ventaja muy atractiva: la devolución del 0,1% de todas las compras realizadas en Europa y del 1% de las que se paguen fuera. Otras ventajas son la posibilidad de sacar hasta 600 euros gratis al mes en cajeros, un servicio concierge, un seguro médico en el extranjero gratis, posibilidad de realizar operaciones con criptomonedas, etc. Todo por un precio de 13,99 euros mensuales (167,88 euros al año).

Para los que estén más interesados en ser clientes de un banco fintech que en tener una tarjeta metálica, tanto N26 como Revolut ofrecen cuentas corrientes con tarjetas de plástico totalmente gratuitas que tienen atractivas ventajas como el acceso a cajeros de toda Europa gratis, tal y como se puede comprobar en el comparador de cuentas y tarjetas de HelpMyCash.com. Pero no solo los bancos fintech ofrecen tarjetas tradicionales con ventajas propias de los mejores plásticos. Por ejemplo, las tarjetas de EVO Banco y Banco Mediolanum permiten sacar dinero gratis de cualquier cajero de España y del mundo gratis, las de ING, de todos los de España sin coste y la tarjeta de débito de imaginBank, de todos los de una treintena de países europeos (en España solo son gratis los de CaixaBank). 

Publicidad
Publicidad