PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Guía de gastos de hipoteca para saber quién paga qué

Comparador HelpMyCash La portada financiera
8 Nov 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El Gobierno ha corregido la resolución del Tribunal Supremo sobre el impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD): cuando se contrata una hipoteca, el tributo generado por su escrituración ahora lo pagará el banco y no el cliente. Pero ¿qué ocurre con los otros gastos de constitución? Para aclararlo, desde el comparador HelpMyCash.com indicaremos qué es lo que tiene que abonar el futuro hipotecado y qué otras partidas debe cubrir también la entidad bancaria.

Notaría, registro y gestoría, a medias

Según el propio Supremo, los aranceles notariales y registrales y los honorarios de la gestoría tienen que pagarse conjuntamente entre el banco y el cliente, pues las entidades también están interesadas en que se escriture la hipoteca. El coste de la intervención del notario oscila entre el 0,3% y el 0,5% de la responsabilidad hipotecaria (la suma del capital más los intereses ordinarios y moratorios, las comisiones, etc.), mientras que el de registrar el préstamo suele ser de entre el 0,1% y el 0,3%. Las agencias gestoras, por su parte, cobran unos 400 euros, aunque es una cifra que puede variar dependiendo de las tarifas de cada una.

Pero ¿qué ocurre si ya tenemos una hipoteca en vigor y el banco no pagó ni un euro para cubrir estos gastos? En este caso, podemos reclamar que nos devuelva todo o una parte del dinero abonado. Para una hipoteca media de 150.000 euros, podríamos llegar a recuperar unos 1.638 euros: 863 euros por los aranceles notariales, 375 euros por los aranceles registrales y 400 euros por los honorarios de la gestoría.

Con el Manual para la reclamación de los gastos de tu hipoteca podremos calcular cuánto dinero nos debe el banco aproximadamente. Asimismo, esta herramienta nos proporcionará un informe en el que se detalla el proceso que se tiene que seguir para reclamar la devolución de lo pagado de más.

El IAJD para el banco, la tasación para el cliente

Pero el mayor gasto de constitución, que es el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD), sí debe pagarlo el banco íntegramente. El Tribunal Supremo estableció el 6 de noviembre que este tributo recaía sobre el cliente, pero el Gobierno de España cambió la normativa del impuesto para que en los contratos formalizados a partir del 10 de noviembre de 2018 tenga que ser la entidad la que le haga frente.

Hay que decir, eso sí, que esta medida no es retroactiva. En consecuencia, los que hayan contratado su hipoteca antes de esa fecha y hayan pagado el IAJD no podrán reclamar que se les devuelva el dinero.

Y para terminar hablaremos del coste de tasar el inmueble, que suele ser de entre 100 y 300 euros en función de la agencia que realice la tasación y del valor de la vivienda. En principio, debe pagarlo el futuro hipotecado, aunque hay ciertos jueces que consideran que corresponde al banco. Asimismo, si el cliente ya disponía de una tasación homologada con menos de seis meses de antigüedad y la entidad le obligó a contratar otra agencia, este puede reclamar que se le devuelva ese dinero.

Publicidad
Publicidad