PREVIOUS_POST
NEXT_POST

El salario no es lo único que diferencia a hombres y mujeres

Comparador HelpMyCash La portada financiera
14 Mar 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Según el último informe de Fedea (Fundación de Estudios de Economía Aplicada) la diferencia de salario entre hombres y mujeres que desempeñan el mismo trabajo es de un 13 %. A pesar de que esta cifra se ha ido reduciendo hasta la mitad en los últimos 15 años (en 2002 la brecha era del 25,3 % de media), la variación entre el sueldo de un hombre y el de una mujer en un mismo puesto debería ser nula.

Pero la brecha salarial no es el único problema al que tienen que hacer frente las mujeres en su vida laboral. El desempeño de la actividad como trabajadores por cuenta propia sigue inclinado hacia el lado masculino. Según los datos de la ATA, hay un millón más de trabajadores autónomos que de trabajadoras. Esta desigualdad ha ido disminuyendo en los últimos años, pero la diferencia es aún reseñable.

Las autónomas son solo el 34 % de los emprendedores de España

A pesar de suponer el 52 %  de la población activa del país, las mujeres solo suponen un tercio de las creadoras de nuevas empresas. Si nos centramos en el mundo de las startups innovadoras, este porcentaje se ve reducido al 30 %. Son datos del estudio sobre emprendimiento femenino realizado por la Comisión Europea Statistical on Women Entrepeneurs in Europe.

Sin embargo, el informe del alto organismo europeo destaca también que el ratio de éxito de los negocios lanzados por mujeres es muy superior al de los proyectos empresariales de los varones, con un 52 % de éxito femenino frente a un 32 % masculino. El estudio concluye la perspectiva y la creatividad de las mujeres, ignorado durante tanto tiempo, son un motor económico que debería aprovecharse más en el futuro.

El aumento de emprendedores en España tiene nombre de mujer

Según el informe que la Asociación de Trabajadores Autónomos ha publicado con motivo del Día Internacional de la Mujer, el crecimiento de la afiliación de trabajadoras por cuenta ajena el pasado año es el doble que el de los hombres, con un 0,4 % y un 0,2 % de aumento respectivamente.

Es más, si tenemos en cuenta los datos recogidos desde 2008, podemos ver que esta ventaja es aún mayor. Mientras que la crisis hizo que muchos autónomos dejaran de ejercer, hecho del que aún no nos hemos recuperado, las autónomas han aumentado en un 2,2 %. Para los hombres, el balance es de -10,1 % de afiliados. Razón de más para valorar el aumento en el número de mujeres que han decidido lanzarse al mundo laboral por cuenta propia.

El acceso a la financiación, uno de los mayores lastres

Cuando nos disponemos a lanzar una empresa, es importante contar con una base de circulante para sustentarla. En el caso de las mujeres, esto supone una dificultad mayor, dado que los empleos están peor remunerados que para los hombres. Por lo tanto, las mujeres suelen tener menos dinero ahorrado para invertir en su proyecto laboral como autónomas.

Además, las mujeres suelen solicitar financiación mucho menos a menudo que los hombres, pero no debido a estructuras machistas, sino  al comportamiento habitual de las emprendedoras. A pesar de que, por lo general, son mejores pagadoras, a las autónomas les cuesta más solicitar préstamos para su negocio, puesto que tienden menos a endeudarse y son más precavidas a la hora de asumir riesgos.

De hecho, desde el comparador de préstamos online HelpMyCash.com confirmamos que la mayoría de las dudas que llegan a nuestro foro han sido enviadas por mujeres, prueba de la necesidad de estar más seguras antes de iniciar un movimiento financiero. Sin embargo, el temor al fracaso no debe jugar en contra de las emprendedoras, dado el ratio de éxito de sus empresas.

Publicidad
Publicidad