PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo solicitar el borrador de la declaración de la renta

Comparador HelpMyCash La portada financiera
29 Mar 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

A partir de abril y durante los siguientes tres meses millones de contribuyentes están llamados a su cita anual con Hacienda. El plazo dado por la Agencia Tributaria (AEAT) para presentar la declaración de la renta de 2018 comienza el próximo 2 de abril y termina el 1 de julio. A partir de esa fecha, la AEAT permitirá que los contribuyentes accedan al borrador de su declaración, ya sea a través de la sede electrónica del organismo o mediante la app de la institución.

Descargar el borrador de la renta es sencillo y rápido o, al menos, debería serlo. Pero cada año surgen complicaciones debido a los métodos que usa la Administración para verificar la identidad de aquellos que quieren consultar el documento por Internet, sin desplazarse a ninguna oficina. Para esta campaña, al igual que para la del año pasado, hay tres formas de acceder al borrador por la Red: o bien usando un certificado digital o un DNI electrónico; o bien con el sistema Cl@ve PIN, en el que tendremos que estar registrados previamente; o bien, la opción más sencilla y que no requiere ningún paso previo, solicitando un número de referencia.

Con número de referencia

Si no disponemos de ningún certificado digital aceptado por la Agencia Tributaria, como el que entrega la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, y tampoco estamos registrados en el servicio Cl@ve, la forma más sencilla de acceder al borrador de la renta es solicitando un número de referencia, tal y como explicamos en esta guía de la declaración de la renta que hemos elaborador en HelpMyCash. Este código podemos solicitarlo tanto por el portal virtual de la AEAT como por su app.

Tendremos que pinchar sobre la opción habilitada para obtener el número de referencia e introducir nuestro DNI y su fecha de validez, salvo que sea un DNI permanente, en cuyo caso tendremos que teclear la fecha de expedición. Acto seguido, nos preguntarán si el año pasado presentamos la declaración. Si la respuesta es que no, tendremos que introducir los cinco últimos números del IBAN de una cuenta corriente a nuestro nombre. Si la respuesta es que sí, entonces tendremos que poner el valor de la casilla 475 de la declaración de la renta que presentamos en 2018, relativa al ejercicio fiscal de 2017. Y listo: nos aparecerá una ventana con el número de referencia que deberemos anotar. A partir de ahí, bastará con entrar en la opción de consultar el borrador, disponible tanto en la web de la Agencia Tributaria como en su app, identificarnos con dicho código y acceder al documento.

Parece sencillo, pero ¿cómo podemos averiguar el valor de la casilla 475, que hace referencia a la base liquidable general sometida a gravamen de la renta de 2017? El misterio tiene fácil solución: tendremos que rescatar la renta del año pasado y mirarlo. El problema llega si no tenemos guardado el documento. En ese caso y si somos afortunados, quizá hayamos recibido y guardado alguna carta de la AEAT con nuestros datos fiscales y en ella aparezca el valor de dicha casilla. En caso contrario, la única opción para conocer el importe de la casilla 475 será acudir a una oficina de la Agencia Tributaria.

No tengo el importe de la casilla 475

Si no queremos desplazarnos y somos incapaces de obtener el número de referencia, podemos recurrir al sistema Cl@ve, aunque el proceso se alargará considerablemente. Para identificarnos en la sede electrónica del organismo español con este servicio, primero tendremos que registrarnos, pero si lo queremos hacer todo desde casa y no tenemos un certificado digital, tendremos que solicitar una carta de invitación que nos mandarán a nuestro domicilio. No podremos terminar el registro hasta que la recibamos, ya que en ella se incluirá un código seguro de verificación que tendremos que usar.

Tengo la casilla 475, pero me da error

Si conocemos el importe de la casilla 475, pero nos aparece un error al introducirlo, pueden ocurrir dos situaciones:

  • Hemos introducido mal el importe. El valor se debe teclear separando los números enteros de los decimales con una coma, nunca por un punto.
  • Hemos introducido el importe incorrecto. El único número que debemos teclear es el valor final, que podría no coincidir con el que conste en el borrador que nos remitió en su momento la Agencia Tributaria si posteriormente modificamos la declaración.
Publicidad
Publicidad