PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo conseguir la mejor tarifa de internet y móvil de 2019

Comparador HelpMyCash La portada financiera
6 Aug 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Abaratar las facturas de telecomunicaciones parece una misión imposible. A las continuas subidas a las que nos someten las telecos hay que añadirle la presión para que sumemos más servicios a nuestra tarifa. Sin embargo, desde el comparador HelpMyCash.com hemos recopilado algunos trucos que nos ayudarán a conseguir la tarifa de Internet y móvil más barata y completa del mercado.

Tener la mente abierta

Elegir un combinado de Internet y móvil no debería tener demasiada dificultad. No obstante, con un mercado tan saturado de ofertas, es habitual que acabemos contratando un paquete superior a lo que teníamos pensado.

Lógicamente, no todas las compañías ofrecen los mismos servicios y mucho menos por el mismo precio. Y es aquí precisamente donde tenemos el margen de mejora. Por ejemplo, ¿nos hemos planteado comprobar si nos interesa sumar la línea de móvil al contrato de fibra óptica? ¿Aprovechamos los paquetes de televisión que nos ofrecen las grandes telecos o al final disfrutamos más de Netflix? Es más, ¿nos limitamos a buscar nuestra próxima tarifa en Movistar, Orange y Vodafone o estamos dispuestos a trabajar con otras operadoras?

Tal y como hemos podido ir viendo a lo largo de los años en HelpMyCash, las segundas marcas de las grandes telecos ofrecen mejores precios. Para hacernos una idea, O2, Lowi y Amena ofrecen la conexión de fibra óptica y una línea de móvil con llamadas ilimitadas y al menos 20 GB por menos de 50 euros/mes. Este mismo tipo de pack en sus hermanas mayores (Movistar, Vodafone y Orange, respectivamente) no baja de los 65 euros/mes.

Ser honestos con nuestro consumo

Una oferta llamativa o una diferencia de precio como el que hemos visto en el punto anterior nos puede llevar a contratar paquetes más grandes de lo que realmente necesitamos. Pero ¿realmente vamos a consumir 20 GB o más desde el móvil? Por lo tanto, la segunda misión para abaratar nuestras facturas es pensar seriamente qué necesitamos realmente y cuánto queremos pagar por ello.

Por ejemplo, uno de los problemas que nos encontramos si queremos un combinado de fibra óptica y móvil en Movistar es que nos obliga a contratar la televisión. Debido a ello, la factura se dispara. Para subsanar este inconveniente, podemos recurrir a las low cost o a operadoras que ofrezcan personalizar sus tarifas para hacerlas a nuestro gusto. Esto lo permite, por ejemplo, Jazztel, Orange, Lowi…

Para hacernos una idea, si no nos interesa el teléfono fijo y no necesitamos más de 3 GB en el móvil, Lowi nos ofrece un paquete con fibra a 100 MB y móvil con llamadas ilimitadas y 3 GB por 38,95 euros/mes. En cambio, con Vodafone lo más barato parte de los 47,99 euros. ¿A qué se deben esos 9 euros de diferencia? Pues bien, para sorpresa de muchos, la roja ofrece la misma conexión en casa y la línea de móvil es más sencilla, ya que solo cuenta con 200 min/mes gratis (además de los 3GB). Eso sí, la roja suma el teléfono fijo con llamadas gratis. Llegado a este punto la pregunta es evidente: ¿preferimos tener llamadas ilimitadas en casa o en el móvil? ¿Nos compensa el servicio extra o ahorrar más de 100 euros al año?

Comparar, el paso más fundamental

Una vez contemplamos operadoras nuevas y tenemos claro qué necesitamos y cuánto estamos dispuestos a pagar, solo queda comparar. En este punto deberemos tener en cuenta algunos aspectos más allá del nombre de la marca. De hecho, es importante saber que muchas utilizan las redes de otras, tanto de fibra óptica como de cobertura móvil. Así, un buen primer paso es revisar quién suministra la red, de modo que evitemos contratar con aquella que no tiene un buen alcance en nuestra zona.

A partir de aquí, solo nos queda comparar las tarifas. Es decir:

  • Internet: velocidad que ofrece, tanto de subida como de bajada, y tecnología que utiliza para ello (ADSL, VDSL, fibra óptica…).
  • Fijo: si incluye llamada gratis, deberemos revisar cuántos minutos, si están incluidos los números móviles y si existe una limitación, como una restricción de horario.
  • Móvil: es el servicio con más recovecos, ya que tendremos que mirar con atención las llamadas que incluye y el precio en caso de consumirlas y los MB que podremos usar y las condiciones que aplica si se consumen antes de acabar el mes.
  • Precio: es habitual que al contratar online podamos disfrutar de alguna rebaja, con lo que tendremos que asegurarnos de cuál es el coste real del pack y durante cuanto tiempo aplica el precio reducido.
  • Condiciones: en 2019 se pueden conseguir muchas tarifas que evitan el compromiso de permanencia; sin embargo, algunas telecos ponen esta cláusula sobre la instalación.

Con estos 5 puntos, conseguir la mejor tarifa es cosa de niños.

Publicidad
Publicidad