PREVIOUS_POST
NEXT_POST

9 trucos para ahorrar cientos de euros al año sin esfuerzo

Comparador HelpMyCash La portada financiera
10 Apr 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Ahorrar nunca ha sido tarea fácil para el común de los mortales. Lógicamente, aumentar la renta disponible y reducir el consumo son las mejores estrategias para aumentar la tasa de ahorro, pero, a veces, para llegar a final de mes con la cartera algo más abultada y con dinero suficiente para afrontar un imprevisto basta con cambiar los hábitos de consumo. Y, para lograrlo, desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com te proponemos estos nueve trucos de ahorro.

1- Deja de pagarle comisiones a tu banco

Hoy en día, cualquiera puede abrir una cuenta corriente, realizar transferencias, domiciliar recibos, tener una tarjeta de débito y pagar compras en comercios o sacar dinero en cajeros gratis. Incluso aquellos que no tengan nómina. Así que ¿por qué pagar comisiones por la operativa bancaria básica? Según los cálculos de HelpMyCash, podemos ahorrar más de 100 euros al año si contratamos una cuenta corriente sin comisiones. Usar un comparador de cuentas nos ayudará a encontrar la que tenga la mejor relación calidad-precio.

2- Elige bien tu supermercado

En 2017, a falta de conocer los datos de 2018, el gasto medio por persona en España en alimentos y bebidas no alcohólicas fue de 1.650 euros, según el INE. Una cifra que puede reducirse si escogemos correctamente el supermercado en el que compramos. No se trata de reducir la cesta de la compra, sino de llenarla con productos más baratos. De acuerdo con un estudio elaborado el pasado año por la OCU en el que se tuvo en cuenta una cesta de la compra compuesta por 242 productos, podemos ahorrar 947 euros de media anuales en función del supermercado en el que compremos. 

3- Reposta en las gasolineras más baratas

La diferencia entre llenar el depósito con gasolina 95 en una estación de servicio o en otra dentro de la península es de hasta 48 céntimos por litro. En el caso del gasóleo, la diferencia llega a los 50 céntimos por litro, de acuerdo con los datos que actualiza regularmente el Ministerio para la Transición Ecológica y que hemos analizado. Es decir, por cada diez litros repostados podemos ahorrar cinco euros (4,8 euros en el caso de la gasolina).

4- Cambia de tarifa de luz

Los suministros se llevan un buen pellizco de nuestro presupuesto anual, así que cualquier ahorro en esta partida es bien recibido. La tarifa de la luz es uno de los gastos que se puede ajustar con un simple cambio de compañía. De acuerdo con los datos de HelpMyCash, por el mismo servicio, la diferencia entre la tarifa fija de luz más cara y la más barata es de 198,51 euros al año. Entendemos como usuario medio aquel que tiene contratados 4,4 kW de potencia y consume 3.500 kWh.

5- Olvídate del 'piloto rojo': apaga los electrodomésticos

Dejar nuestros electrodomésticos en stand-by es muy cómodo, pero la diferencia entre apagarlos completamente y hacerlo a medias se traduce en dinero. Y es que dejar los aparatos electricos en stand-by supone el 9% de la factura de la luz de cada año.

6- Pon la calefacción a 21 grados

La mayoría de los expertos recomiendan mantener una temperatura de 21 grados en casa, lo que no solo nos ayudará a combatir el frío, sino a mantener la factura a raya. De hecho, por cada grado que aumentemos la temperatura, consumimos entre un 7 y un 10% más de energía, es decir, pagaremos más. Si 21 grados no son suficientes, podemos aplicar algunos trucos para luchar contra el frío como usar ropa que abrigue más, mantener los radiadores separados de otros objetos para que distribuyan mejor el calor, bajar las persianas por la noche y subirlas durante el día, poner aislamiento en las ventanas si suponen una fuga de calor...

7- Ahorra electricidad

Cambiar de tarifa de luz, apagar los electrodomésticos y situar el termostato en los 21 grados no son las únicas formas de ahorrar energía en casa y, por tanto, dinero. Hay muchos trucos que podemos usar con este objetivo. Por ejemplo, situar la temperatura del frigorífico en cinco grados y la del congelador, en menos 18 (cada grado que bajemos la temperatura, será un 5% más de consumo), renovar los electrodomésticos por otros con una  calificación energética mejor, lo que supondrá un ahorro de energía, tapar las ollas y cazuelas mientras cocinemos, para que el producto se prepare antes, lavar la ropa con agua fría (el 80% de la energía que gasta una lavadora se utiliza para calentar el agua), etc. La Guía para disminuir la factura eléctrica y ahorrar en el hogar de Ecodes y el Gobierno de Aragón nos da trucos como estos.

8- Comparte Netflix

Netflix cuenta con millones de usuarios en España. Su amplia variedad de contenidos y sus precios ajustados lo han convertido en un éxito. Pero ¿por qué no compartir la cuota mensual? Si en lugar de pagar nosotros solos la tarifa básica (7,99 euros mensuales), pagamos entre dos la tarifa estándar (10,99 euros), que permite disfrutar del contenido en dos pantallas a la vez, ahorraremos 29,94 euros al año. Y, además, podremos disfrutar de contenido en HD, no disponible con la tarifa básica. Si somos cuatro y pagamos a medias la tarifa premium (13,99 euros mensuales), el ahorro anual será de 53,91 euros.

9- Come de 'tupper'

Partamos de la base de que comer comida de tupper no implica comer mal. Podemos preparar recetas con productos frescos y de calidad que sean sabrosos y sanos. Además, para ahorrar no solo dinero, sino también tiempo, podemos doblar las raciones que preparemos en casa y rellenar tuppers que luego podremos congelar. Si cambiamos el menú diario de un restaurante durante la pausa laboral del mediodía por una fiambrera, el ahorro puede superar los 100 euros al mes. 

¿Qué hacemos con el dinero ahorrado?

A final de año, será el momento de hacer balance. Para saber cuánto hemos ahorrado, bastará con restar los gastos a los ingresos. Podemos ir anotando todos los gastos que tengamos en una hoja de Excel y distribuirlos por categorías, así no solo sabremos cuál es la diferencia final entre nuestros gastos y nuestros ingresos, sino que podremos ver en qué partidas se nos va más dinero y valorar si podemos cambiar algún hábito de consumo extra, además de los que aparecen en esta lista. En lugar de una hoja de Excel, también podemos recurrir a alguna aplicación para el móvil o a un cuaderno si preferimos apuntarlo todo a mano.

El dinero que hayamos conseguido ahorrar a final de año podemos rentabilizarlo si contratamos una cuenta de ahorro o un depósito. A pesar de que hoy en día este tipo de productos tienen un rantebilidad media muy baja, todavía hay opciones interesantes tanto en el terreno de la cuentas de ahorro como en el de los depósitos. Por ejemplo, Openbank comercializa una cuenta para nuevos clientes al 1,50% TIN durante tres meses y luego al 0,10% (0,40% para clientes vinculados) y WiZink ofrece tres depósitos: uno al 0,50% TAE a 18 meses, otro al 0,65% TAE a 25 meses y un tercero al 0,80% TAE a 36 meses.

Publicidad
Publicidad