NEXT_POST

Cuál es la fórmula de un seleccionador

Celia Povedano La nueva gestión de los Recursos Humanos
27 Jul 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Los seleccionadores y headhunter no suelen ser matemáticos pero sin duda utilizan una fórmula para identificar talento:

(C + E) x A

1. ¿Qué es C?

C son los conocimientos necesarios para desempeñar el puesto.

Por ejemplo si la empresa busca un ingeniero de caminos con un curso superior de Prevención de Riesgos Laborales, en la criba curricular se descartarán los candidatos que no posean la titulación y los conocimientos requeridos para el puesto.

2. ¿Qué es E?

E es la Experiencia.

En muchos casos es la experiencia la que nos convierte en grandes profesionales porque el tiempo es lo que nos permite enfrentarnos a multitud de situaciones y resolverlas con éxito o no; recordemos que muchas veces aprendemos más de los errores que de los aciertos... ¡¡¡Nunca debemos subestimarlos!!!

Los años de experiencia necesarios en un puesto también es un elemento que hará que nuestro CV sea descartado y no nos llamen para hacer una entrevista (por tener más años de experiencia de la requerida o menos...). Por eso es tan importante cuidar este aspecto a la hora de redactar un CV. Me he encontrado muchos CV dónde si sumabas los años de experiencia el candidato tenía que haber empezado a trabajar a los 10 años... Si tienes pocos candidatos, llamas para aclarar las fechas, pero si tienes muchos sueles pasar al siguiente.

3. ¿Qué es la A?

La A es la Actitud y es el elemento más importante porque los dos anteriores suman pero sólo este multiplica.

¿Qué quiere eso decir? Que los conocimientos y la experiencia son importantes y necesarios para llegar a una entrevista pero nunca son elementos suficientes para pasar con éxito el proceso de selección.

¿Cómo demuestro mi actitud en una entrevista?

  • "Con HECHOS".- El otro día entrevisté a una chica para un puesto de adjunta a dirección y me dijo que era proactiva, antes de decírmelo ya me había traído un CV con sus logros y las cartas de recomendación de los distintos directores con los que había trabajado para que no tuviera que pedírselos.
  • "Con FUERZA".- Nuestra voz, nuestra postura corporal, nuestro lenguaje no verbal y nuestro mensaje tienen que transmitir energía y ganas de conseguir el trabajo. No hay que confundir esta actitud con la agresividad, que es altamente contraproducente en una entrevista. Hay personas que hacen entrevistas con un "hilito de voz" y respuestas muy escuetas.... parecen que se van a dormir,... yo les llamo "Candidatos profesor siesta" pero sólo los que han visto Barrio Sésamo de pequeños entienden esta definición.
  • "Con ALEGRIA Y ACTITUD POSITIVA".- La alegría se contagia. Esto no quiere decir que entremos a la entrevista contando chistes pero sí debemos usar la sonrisa como nuestra mejor aliada, mirar a la persona o personas que nos están entrevistando a los ojos y transmitir positividad. Para ello empieza a eliminar de tu vocabulario palabras como problemas, negativo, lo peor, etc. Todo tiene un lado bueno.
  • "Con PROFESIONALIDAD".- Queremos un trabajo, no un amigo, por eso no debemos saludarnos con dos besos, decir palabras cariñosas al entrevistador, menos aún piropearle o criticar a otros candidatos en entrevistas grupales.

En definitiva, nuestra actitud debe transmitir que somos el compañero con el que a todos les gustaría trabajar.

Publicidad
Publicidad