PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Qué clase de trabajadores demandan las empresas

Aitana García Uriarte La era digital
18 Dec 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Hoy en día en la situación tan crítica que vivimos a nivel laboral, con una tasa de paro que supera los peores datos de la historia, encontrar un trabajo, e incluso mantener el que teníamos se convierte en una auténtica proeza.

Atrás quedaron las épocas en que uno entraba a trabajar en una empresa y firmaba un contrato indefinido, en el que empezar con un puesto base e ir creciendo dentro de la empresa era lo más normal, hasta llegar a desarrollar prácticamente toda su carrera profesional en la misma compañía.

Hoy en día el trabajador tiene que esforzarse mucho más, tener unas competencias que le diferencien del resto de candidatos y que le haga aportar el valor necesario a la empresa de forma que no puedan prescindir de él.

¿Qué clase de trabajadores quieren las empresas?

Ya no vale sólo con tener los conocimientos necesarios para desempeñar unas tareas y exigencias del trabajo, sino que hay que aportar más y al trabajador se le exigen otra clase de aspectos externos. A continuación te explico cuáles son estos aspectos externos.

1. No tener miedo al cambio

Uno de los aspectos más valorados por los jefes y los departamentos de RRHH en un trabajador es que éste sea capaz de adaptarse, de aprender rápido y que tenga ambición por llevar a cabo nuevos retos y se marque constantemente nuevos objetivos independientemente de la dificultad que éstos representen.

Es imposible encontrar trabajo o mantenerse en el puesto de trabajo actual si el trabajador no es capaz de adaptase a las exigencias del momento y sea capaz de asumir nuevos retos y proyectos.

2. Flexibilidad

Un trabajador actual tiene que estar dispuesto en cualquier momento y ser flexible ante nuevas situaciones laborales. Tiene que poder adaptarse a vivir en una ciudad que no es la suya, o a tener disponibilidad para viajar.

Es común que las empresas cambien su localización a entornos que les favorecen económicamente, donde los alquileres sean más bajos o estén rodeados de otras empresas para conseguir sinergias; y el trabajador tiene que estar dispuesto a cambiar de residencia. Por ejemplo, en Barcelona muchas empresas se han mudado a las afueras, en Cornellà, haciendo que muchos trabajadores se hayan mudado a sus alrededores  alquilando un piso en Cornellà.

3. Trabajar conjuntamente y en la misma dirección

El trabajo en equipo es fundamental hoy en día, e implicarse en el trabajo es uno de los aspectos que más se demanda en el mercado. Además, los trabajadores deben estar dispuestos a seguir desarrollando sus competencias y conocimientos con cursos y accesos a información a través de internet.

La preparación continua ofrece la posibilidad de actualizar conocimientos y refrescar lo aprendido en el pasado, ya que la innovación está a la orden del día, así que el que no se actualiza no sobrevive.

Publicidad
Publicidad