NEXT_POST

Entre nosotras

Alex Mercx La Brecha
16 Sep 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Poco o nada me divierte de empezar este blog. Su nombre "La  Brecha" hace referencia a la brecha salarial y el gap existente entre sueldos de hombres y mujeres y cómo no, en trato y en las oportunidades.

El mundo siempre ha estado dominado por hombres y justo en nuestros tiempos es cuando podemos empezar a sacar la cabeza a  que se nos vea como iguales. Lo malo es que en todo este tiempo, el mundo laboral y en definitiva, el mundo, ha sido modelado por hombres y por lo tanto muchas de las cosas que necesita una mujer como mujer no entran dentro de este reparto o se ve antinatural.

¿Por qué?

¿Sabeis el experimento en el que un grupo de personas está compinchado y aunque la respuesta correcta sea Y, mientras el grupo diga que la respuésta es X se seguirá manteniendo X? Ayer mismo, en el programa de Antonio Lobato hubo un ejemplo: Le enseñaban a un grupo de personas una línea y después les volvían a preguntar cual era esa línea (por tamaño) de entre 3. El experimento se sazona con que la gente del grupo son conocidos (aunque compinchados) por lo que la persona sobre la que se hace el experimento al final cambia su respuésta aunque no sea correcta por la opinión del grupo.

Este tipo de comportamiento es horrible, muchos de nosotros y nosotras nos dejamos vencer o cambiamos de opinión porque tenemos que hacer o lo que nos dicen o lo que opina el grupo. En definitiva la sociedad es un grupo, y el mercado laboral era un grupo inicialmente de hombres...

Con esto no quiero decir que todo esté en contra de nosotras, pero si que pueden hacernos ver cosas que realmente no son tipo "él se lo merece más por..." cuando no es real...

Entre nosotras también nos pasa... nos han criticado tanto a las mujeres que muchas veces nos criticamos entre nosotras mismas y con ello en vez de apoyarnos las unas en las otras para que la siguiente (que puede ser nuestra hija) llegue más alto, nos pisamos la cabeza e intentamos hundirnos...

No caigamos en este juego. Por nosotras. 

Publicidad
Publicidad