PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Celos entre hermanos, cómo tratarlos y como mentalizar a un hijo de la llegada de un bebé

Ida Koné InfosMama
8 Apr 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Los celos son un sentimiento normal en el ser humano. Surgen cuando subjetivamente pensamos que las personas más importantes para nosotros han dejado de darnos el amor o las atenciones que creemos necesitar y que han ido a parar a otra persona. Decíamos que es subjetivo porque aunque en ocasiones puede ser cierto, en otras muchas es simplemente la forma en que nosotros lo vemos. Una de las situaciones de celos más habituales es entre hermanos.

Los celos entre hermanos

Como decíamos los celos entre hermanos se presentan de manera frecuente. Pueden aparecer en cualquier momento de su relación, aunque lo más habitual es que se produzcan con la llegada de un nuevo miembro a la familia, algo que incluso tiene nombre, Síndrome del Príncipe Destronado. Podemos entender que aquel que hasta ese instante era el auténtico rey de la casa y recibía toda la atención de la familia, ahora se sienta destronado.

Pero como decíamos los celos pueden aparecer en cualquier momento y no necesariamente hacia el hermano pequeño. El mayor también puede provocar estos sentimientos. Una de las razones principales es que muchas veces los padres tratamos de manera diferente a nuestros hijos, esto hasta cierto punto es inevitable y hasta bueno. Por ejemplo, lo que hacemos en ocasiones es perpetuar el rol de hermano mayor y el de hermano pequeño eternamente, concediendo mayores privilegios al primogénito. También puede venir provocado por una mayor brillantez en algún campo de la vida de uno de los hermanos. O simplemente a diferentes personalidades, una persona más carismática puede lograr unas atenciones que el otro hijo no recibe, lo que pudiera hacer surgir los celos.

Cómo detectar los celos entre hermanos

Es importante detectar pronto una situación de celos entre hermanos, antes de que se prolongue demasiado en el tiempo para tomar medidas. Algunos de los síntomas son los siguientes:

· Tristeza y lloros sin motivo.

· Cambios de humor bruscos.

· Manifestaciones que den a entender que no son tan queridos como su hermano.

· Regresión. Esto es muy habitual ante la llegada de un nuevo hermano. Como percibe las atenciones que recibe el recién nacido, quiere volver a ser un bebé. Puede reclamar el chupete o el biberón, volver a hacerse pis en la cama o querer que le demos de comer. Esto suele ocurrir en los niños más pequeños, por debajo de los 5 años.

· Agresividad hacia el hermano o los padres. Culpar a su hermano de todos sus problemas.

Sobre todo debemos preocuparnos si esto dura demasiado. Por ejemplo, con el nacimiento de un hermano puede experimentar durante algunos días o pocas semanas algunos de estos sentimientos, pero luego debería adaptarse y desaparecer ese estado.

Cómo tratar los celos entre hermanos

Es muy importante empezar por lo que podemos hacer nosotros. Hay que tratar a cada hijo ... continuar leyendo

Publicidad
Publicidad