PREVIOUS_POST
NEXT_POST

¡Qué suerte ser mujer!

Maria Gomez del Pozuelo Historias de María
27 Apr 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail
blog-historias-de-maria-que-suerte-ser-mujer600x400

¡Qué suerte ser mujer!

Acabo de aterrizar de México. Un viaje, como siempre apasionante, que me dejó una anécdota que quiero compartir con vosotras. Hablando con un compañero/colega de trabajo, me contó la historia de su familia; una familia francesa liderada por dos hermanos, que arrancaron su actividad empresarial en el año 1930, construyendo los cimientos de lo que hoy es una grandísima multinacional. Los dos hermanos se casaron muy temprano pensando en dejar todo su conocimiento y el futuro de su empresa a sus hijos varones, pero ambos tuvieron 6 hijas, y sus hijas tuvieron más hijas. De modo que decidieron que serían sus yernos los que gestionarían su imperio. Y así ha sido hasta hoy.

Afortunadamente en el siglo XXI esto sucede cada vez menos, tenemos muchos ejemplos cerca: Banco Santander, Adolfo Domínguez, Iberostar, Tous… son imperios gestionados por mujeres, que han heredado y continuado el legado de la familia, contribuyendo a que se genere el cambio que estamos viviendo en lo social y lo económico. Y creo que, en este camino, la tecnología y las nueves corrientes de pensamiento están contribuyendo a ponérnoslo todo mucho más fácil.

Y además, las redes nos permiten compartir nuestros problemas para tratar de superarlos juntas. Como un altavoz que proyecta nuestras inquietudes y anhelos a la sociedad.
 
Creo que, cada vez, los hombres y las mujeres estamos más unidos. Tengo la sensación por la gente que me rodea que ellos quieren también pertenecer a un mundo donde todos podamos elegir, sin importar el género…Es cierto que las cifras aún no nos acompañan, pero gracias a  mi trabajo siento que estamos cerca del momento en que esto va a cambiar. Un día, sin que nos demos cuenta, cambiará. Cada día estamos dando un pasito y cada vez más, el mundo es consciente de que necesita las habilidades femeninas. Y ahí, los hechos nos respaldan: Hoy, las compañías más visionarias están invirtiendo en las mujeres como base de la estrategia de sus negocios.  Cuando a las mujeres les va bien, las economías van mejor. Las mujeres tomamos el 89% de las decisiones de compra, lo que representa un volumen de negocio de 28 trillones de $ en 2014. Una cifra gigantesca para la economía y las empresas. Y creo que, este poder de decisión llevará a que, al final, compraremos aquellos productos y servicios que nos ayuden a cuidar de nosotras, que nos cuenten las cosas como nos gusta, que compartan nuestros valores y nos ayuden, no a  ser mujeres modelos, ni mujeres perfectas, sino mujeres reales, únicas, en nuestra propia esencia.

Las mujeres hoy nos formamos continuamente: cuando arrancamos una nueva etapa profesional, cuando tenemos un hijo, cuando damos un giro a nuestra vida. Tenemos un  hambre de crecer que se nota en todos los sentidos. Aún así, todavía hay muchos lugares donde se nos prohíbe trabajar, salir a la calle, estudiar, pero, aunque el camino no sea fácil y el objetivo esté aún lejos, también esto lo conseguiremos cambiar.

Representamos el mayor número de estudiantes en la Universidad y obtenemos calificaciones más brillantes. Un reciente estudio de Sage muestra que la mitad de las mujeres entre 18-24 años quieren poner en marcha sus propias empresas. Y gracias a Internet, las que tenemos más experiencia, podemos ayudarles a conseguir su sueño. Eso sí, solo 1 de cada 27 millones de euros son invertidos en proyectos liderados por mujeres, porque en lo que a inversión se refiere, el 90% de las decisiones las toman los hombres (que son los representantes de los Fondos e inversores) y es normal que les cueste ponerse en el lugar de productos o ideas creadas para mujeres y más difícil identificarse con estos proyectos.
 
Aún así, según un estudio publicado por “The National Association of Women Business Owners”,  2015 será el año record de la historia en el que más mujeres montarán sus propios negocios. Es un momento oportuno para alentar a las mujeres a dar el salto. Cada vez hay más, de todas las edades y nacionalidades, que se convierten en emprendedoras, autónomas y empresarias.

Eso sí, creo que aún nos hacen falta más referentes. Llevo leyendo manuales de empresa desde que arranqué Womenalia, para inspirarme en su creación, ver lo que hicieron sus protagonistas, cómo lo consiguieron, qué errores cometieron… y en el apartado de tecnología, aún no he encontrado ninguna grande que, como mujer, me haya podido inspirar, así que me sigo quedando con Richard Branson, ¡Qué crack! Un valiente que todas podemos usar como modelo.
 
Así que, al final, no puedo dejar de pensar ¡Qué suerte ser mujer! Y, sobre todo, haber nacido ahora, en este tiempo, en un lugar del mundo en el que, ahora sí, podemos llegar hasta donde cada una quiera llegar. Cada vez es más fácil y tenemos menos barreras, aunque todavía nos queden muchas cosas por conseguir. Tenemos que mirar hacia adelante y ponernos manos a la obra, sin fijarnos en nada más, solo en nosotras, porque estoy convencida de que, entre todas, conseguiremos alcanzar este cambio necesario, que ya nadie puede parar.

Publicidad
Mª ISABEL MENDEZ MARTIN
Gracias por este texto y gracias por todas las mujeres que han hecho que hoy seamos más valoradas, incluso por nosotras mismas. Depende de nosotras seguir así para mejorar nuestra vida diaria, queriéndonos, respetándonos por tanto y haciendo realidad nuestros sueños. Yo, voy camino del mío. Una vez más, gracias!
Angela Arganda
¡Que buen Post María, felicidades!
En el apartado de tecnología, también ha habido y hay muchas mujeres extraordinarias. Ejemplo de ello son Hedy Lamarr pionera en tecnología digital; Grace Murray la dama del Software; Ginni Rometty Presidenta de IBM a nivel global; o Marta Martinez, fantástica matemática y directiva de IBM en en España, Portugal, Grecia e Israel.
Publicidad