Post
anterior
Siguiente
Post

Incertidumbre total

Maria Gomez del Pozuelo Historias de María
27 Jun 2016 3 comentarios

blogs_image_post_detail

Un nuevo verano asoma entre nosotras y con él los días más cálidos del año. Aunque al menos de momento las altas temperaturas no están siendo tan duras como las del verano anterior, sí lo están siendo en sentido figurado, en otros temas económicos, políticos y empresariales, en definitiva, el verano asoma con un cambio de paradigma, a mi modo de ver, en todos los sentidos.

Si durante todos estos últimos años estamos hablando de un cambio de paradigma en la forma de trabajar  y nos hemos acostumbrado a hacerlo en un entorno de incertidumbre, ahora creo que lo denominaría: Incertidumbre total.

La semana anterior nos dejaba una serie de acontecimientos históricos idóneos para reflexionar: Gran Bretaña salía de la Unión Europea, dejando las bolsas temblando, (como en el caso de la española), arrastrando tras de sí unos porcentajes brutales de cotización de varias empresas que llevan años luchando por hacerse un hueco. En unas horas vieron cómo sus acciones se desplomaban cual castillo de naipes. Qué difícil es construir y qué fácil puede ser a veces, su destrucción. Y ahora más de 5 millones quieren repetir referéndum, Escocia quiere seguir en la UE y otros tantos relacionados con este tema que van saliendo y no estaban contemplados, incluso muchos de los votantes arrepentidos y difundiéndolo por las redes.

Por otro lado, anoche nos acostábamos con un nuevo resultado electoral y otro escenario para nuestro país. El PP ganó las elecciones con 137 escaños, seguido de PSOE con 85, Podemos con 71 y Ciudadanos con 32. De nuevo se abre ante nosotros el difícil panorama de construir un gobierno, tal como sucediera en las pasadas elecciones de diciembre. A mí las matemáticas me siguen sin salir. Y en este sentido, creo de verdad que los partidos deberían sentarse y pactar un nuevo sistema de elecciones, porque nos enfrentamos de nuevo a una época de incertidumbre y pactos.

Y por si esto fuera poco, me gustaría destacar el cambio que está suponiendo la era digital en la transformación de los negocios, por ejemplo la revolución de las Fintec, la revolución del sector hotelero con la entrada de nuevas alternativas de alojamiento como Airbnb, los taxis (¿quién no conoce Ubber?), los medios de transporte colaborativos como Blablacar y ahora, todo este cambio de mentalidad llega también a los restaurantes.

Enrique Dans lo explicaba muy bien en su post al respecto, “Aplicaciones como EatAbout, fundada por dos suecos en Londres que aspiran a “democratizar el comer fuera”; la israelí EatWith, que opera en 135 ciudades en todo el mundo incluyendo diecisiete españolas; VizEat, que ofrece opciones en más de cien países, entre los que también he encontrado varias ciudades españolas; o variaciones como DishNextDoor, en la que cocineros preparan tu comida y cena y especifican una hora para que la recojas en sus casas; o ChefXchange, en la que son los cocineros los que acuden a tu casa, cocinan para ti y lavan los platos al final, el conjunto de opciones parece extenderse con cada vez más planteamientos”.

Economía, política, empresa, volviendo al inicio de mi discurso, para mí cada verano significa un tiempo de reflexión profunda para saber si estás haciendo lo que te gusta, lo que te llena. Sé que a veces los tiempos no son fáciles y para ello os cuento algo de mi historia y mi reflexión, lo que me llevó a un cambio profundo un verano hace ya unos años:

Hay días que te levantas como si fueran uno más: ducha, café, niños, oficina… una jornada que parece normal, como cualquier otra, pero de repente sucede algo que lo transforma para siempre.

A mí me ocurrió en 2007 gracias a mi hijo mayor, Mario. Me pidió que le acompañara al Congreso: Lo que de verdad importa. Iba con el cole y podía acompañarle; me pareció una idea sensacional, siempre lo es el compartir actividades con los hijos, y en este caso, además, era un plan muy apetecible, ya que participaban muchos ponentes impresionantes entre los que elegir, pero como sólo disponía de dos horas, tenía que elegir uno. Me decidí por Nando Parrado, me apetecía mucho escuchar la experiencia tan brutal que padecieron en el accidente de los Andes hace 30 años.

Cuando estaba acabando la ponencia noté que estaba muy removida por dentro, como si algo se hubiera hecho pedazos, tenía los pelos de punta, un nudo en la garganta y me costaba respirar. Notaba en el estómago una sensación  potente, una advertencia, una intuición.  Fui consciente de que el impacto que me había producido la charla había sido importantísimo, algo había cambiado dentro de mí para siempre.

Me compré su libro nada más salir: Milagro en los Andes, me lo leí el fin de semana, lloré tanto de emoción al acabarlo, que sentí miedo (no suelo llorar y me asustó el enorme efecto que me había producido). Miedo de lo que estaba escuchando en lo más profundo de mi interior, que me decía:”María, la vida es muy corta, ¿estás haciendo lo que de verdad importa? ¿Estás viviendo la vida o estás dejando que ella te viva a ti?.... las preguntas estallaron a la vez y tomé una decisión inmediata, me dije: “Voy a cambiar el resto de mi vida y hacer de verdad lo que quiero hacer con ella.”

Al poco tiempo dejé mi trabajo. Finalmente y al cabo del tiempo, en 2011 monté mi empresa. Womenalia.com, cuya misión la sabéis muchísimas de vosotras y que no es otra que transformar el mercado laboral para que hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades y apoyar a las mujeres en su desarrollo profesional para que puedan lograr cualquier meta que se propongan en la vida.

Ha sido la forma que he encontrado de cambiar un poquito el mundo, de hacerlo un lugar más amable. Ahora estoy llena de felicidad y me chifla lo que hago.

No está siendo la época más fácil de mi vida, es más me atrevería a decir que es el reto más difícil al que me he enfrentado nunca, pero de nuevo este verano tengo la oportunidad y me volveré a replantear muchos de los temas que me rondan y aprovechar en tener conversaciones importantes para profundizar, mirarlos y entenderlos. Y además tendré que meterlos junto a la cocktelera que he comentado al principio que nos afecta de lleno para el desarrollo de los negocios.

Y para terminar mi más sincera admiración a los fundadores de Linkedin por la venta a Microsoft, lo cual nos ayuda además mucho a empresas como Womenalia dando mucho sentido e importancia en materia económica y social  a nuestro sector.

Y ahora a hacerme la lista de los pensamientos para el verano. ¿Te apuntas?

Publicidad
Mª Amparo Roselló Sevilla

Mª Amparo Roselló Sevilla

Asistencia técnica docencia coach, Ayuntamiento de Valencia

Vaya me has acertado el adjetivo que ahora mismo califica mi vida, Incertidumbre, muy interesante el post, espero también poder dar un cambio en mi vida, siempre a positivo y haciéndola más humana.
Laura Ordoñez
Como estoy de acuerdo contigo María con la "incertidumbre total"! es más, me molesta la gente que se cree tener todo controlado porque creo que no entienden el entorno inestable en el que nos movemos. Tras 11 años como empresaria del fitness, me tomo un respiro de un añito en Irlanda con mis niñas. Seguro que este riesgo se compensa con la super experiencia que nos llevamos puesta!
Silvia Sanz Isabel

Silvia Sanz Isabel

Fundadora y Gerente, That´s My Closet

Maria, no sabes como me ha venido de bien este post esta tarde. Estoy paralizada por la incertidumbre que te de la vida del emprendedor. También deje mi trabajo por mi sueño, por hacer lo que mas me gusta y mejor se me da, por sumar a la vida y a la gente un poquito, para que su vida se mas fácil. Me chifla mi trabajo, pero el cambio esta siendo muy difícil y la soledad te acompaña. Leerte me ha servido mucho esta tarde, me has inspirado y animado. Gracias Silvia
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play