PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Prácticas innovadoras en la gestión del talento, ranking, niveles y retos

Jose Angel Cano Gamifícate
25 Jan 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El concepto tradicional de RRHH, tal y como lo conocíamos a día de hoy, está cambiando generando nuevas tendencias. Esto lleva a las compañías a tener que adaptarse a los nuevos tiempos y fomentar otra cultura corporativa, haciendo que la comunicación interna también cambie.

Así, una de las tendencias básicas en los RRHH es la fidelización del talento en la retención de los knowmads. Para ello es necesario invertir en comunicación interna, y en concreto, recurrir a prácticas innovadoras que aumenten su compromiso y estado de bienestar en su formación.

En este sentido caben destacar las mecánicas de juego, buenas prácticas que utilizamos al implementar una estrategia de fidelización de talento con el fin de dinamizar su experiencia en el trabajo. Las más efectivas para aplicar en tu empresa son retos, ranking y niveles; te descubrimos por qué.

1. Retos: el hecho de querer superar una serie de retos da la sensación de haber trabajado por algo lo que mantiene motivado al empleado a largo plazo si éstos son continuados. Nosotros los llamamos Intrepids

2. Niveles: a medida que el empleado supera estos retos va alcanzando ciertos niveles acorde a sus avances lo que le motiva a continuar su labor. Dicha evolución debe ser curvilínea y progresiva, para que tampoco le frustre alcanzar el grado máximo de dificultad. Con esto, el empleado deseará avanzar más. Además de esto va aprendiendo y adquiriendo conocimientos sin darse cuenta, no memoriza.

3. Ranking: el ranking ayuda a saber que estás superando los niveles y retos propuestos en comparación con tu equipo por lo que saber que figuras en éste motiva a seguir adelante con la tarea y dar lo mejor de tí. A su vez, este posicionamiento en el ranking otorga cierto status y respeto al trabajador lo que le ayuda a ser más necesario y notorio en la empresa.

Pero para que tu empleado esté a gusto con su formación esto no basta. Es necesario recompensar a tu equipo como se merece, reconociendo sus logros y su trabajo bien hecho, solo así tendrá ganas de repetir este éxito.

Éstas son algunas de las buenas prácticas que puedes aplicar en tu departamento de RRHH a partir de ahora para fortalecer la formación y compromiso del talento, entre otros retos de 2016. ¡No te quedes fuera!

Publicidad
Publicidad