PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Outplacement, el proceso final del compromiso de tu empleado

Jose Angel Cano Gamifícate
22 Apr 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

“No es que trabaje mal, es que la velocidad de la compañía es más rápida que la suya”, esta frase se ha repetido en numerosas ocasiones entre los reclutadores de una compañía cuando se disponían a despedir a un trabajador que no era productivo.

No obstante, hay ocasiones en las que el empleado trabaja muy bien pero toca despedir porque hay que reestructurar la compañía. En cualquier caso, despedir a un empleo no siempre es tarea sencilla pues hacerlo sin empatía y rompiendo el aura positiva puede ocasionar pérdida de engagement y con ello perjudicar la imagen de tu compañía.

En este sentido tienen cabida diversas soluciones entre las que se baraja una tendencia que se está extendiendo entre los profesionales del sector: el outplacement.

Llamamos outplacement al conjunto de acciones ( crear nuevos contactos, dar apoyo psicológico, crear nuevo CV) que permiten al empleado reinsertarse en el mercado laboral cuando la empresa está haciendo una reestructuración de la plantilla. De este modo, el empleado puede conseguir un nuevo trabajo de manera más rápida, y la empresa no ve afectada su imagen

¿Cómo llevar a cabo un correcto proceso de outplacement? 

•    Analizar frente a tu empleado la realidad actual en la que se encuentra la empresa

•    Dale ayuda y apoyo de forma personalizada.

•    Para ello, fija con él unas acciones de futuro: crea un nuevo Cv, dale contactos...

•    Ofrecele también posibilidades disponibles en el actual mercado laboral. Te gusta cómo trabaja, por lo que quien mejor que tú para recomendarle trabajos aptos para su desempeño

Ventajas del outplacement

Y es que son múltiples las ventajas que ofrece este proceso, tanto para la compañía como para empleado:

  1. Mejora de imagen de marca. Como ya dijimos, una empresa que trata bien a su equipo, incluso cuando tiene que dejar la compañía, su visión de la marca seguirá siendo positiva y la transmitirán al exterior

  2. Mejora experiencia del empleado en la empresa. Cuando el empleado accede a un puesto de trabajo nuevo la adaptación a este cambio tiene que ser positiva, pero también su salida. Para ello, dale valor 


En definitiva, esta situación de outplacement transformará una situación dura en una fuente de oportunidades, vinculando la imagen de la marca con el empleado hasta el final y con ello manteniendo el engagement de ésta.

Publicidad
Publicidad