PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Podrás pagar la universidad de tus hijos

Miguel José Balanyá Vidal Finanzas familiares. Soñar, planificar, conseguir.
11 Apr 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El otro día, leí un articulo cuyo título era “La Universidad española una de la mas caras de Europa” por no hablar de otros países ya que los precios de estudiar en los Estados Unidos o algunas universidades asiáticas se hacen prohibitivos.

Y viene a cuento porque como Consejero Patrimonial, cuando hablo con mis clientes mas jóvenes, la planificación de los estudios de los hijos es uno de los temas que siempre planteo.

Muchos padres esperan hasta el ultimo momento o desconocen que esfuerzo supone para una economía familiar este asunto, y esto es como mínimo un tremendo error que supone luego dolores de cabeza en forma de endeudamiento o no poder ofrecer a su hijo la mejor educación.

Y es algo que al menos debe ser pensado desde el momento en que se sabe que se va a tener un hijo. Cualquier estrategia que se contemple en este momento es mucho mas económica. Después las posibilidades se reducen, se hacen mas costosas y en definitiva el esfuerzo es mayor.

Según el estudio antes mencionado, la tasa media de las universidades públicas ronda los 1.100 euros anuales, España además, también es uno de los países donde un master es más caro, con un coste medio de 2.000 euros.

Estas cifras se multiplican si miramos a las universidades privadas o si contemplamos como dije antes que el master se realice en el extranjero o un Erasmus y se restringen a las matrículas, en el artículo ni se menciona el coste de vida que tienen que afrontar los estudiantes que deben trasladarse a otras ciudades distintas de su residencia familiar.

Siempre se puede recurrir al endeudamiento bancario. La mayoría de los bancos ofrecen préstamos para estudiantes y coinciden en ofrecer importes elevados, ( entre 40.000 y 75.000€ ) plazos de reembolso superiores a los cinco años, ausencia de comisiones y la posibilidad de solicitar períodos de carencia.

Ahora bien, esto supone comenzar con una pesada mochila en el momento que nuestros hijos buscan una independencia financiera y una posible salida del hogar familiar.

¿Y si el banco no nos concede el préstamo? ¿Se acaba aquí la posibilidad de acceder a una buena educación?

La realidad es que las posibilidades para planificar la educación universitaria de los hijos son muy variadas y sin tener que recurrir a la deuda. La opción mas común es apartar excedentes financieros que se tengan en algún momento y darles una buena rentabilidad con la máxima seguridad o crear esos recursos mediante un esquema de ahorro periódico.

Si opta por esta ultima opción, tenga en cuenta que por la razón que sea puede dejar de pagar. Es primordial que usted revise su solidez financiera futura y si sucede que no quiere o no puede continuar con el ahorro, usted no pierda lo que tiene en dicha cuenta.

La financiación que escojamos siempre dependerá de qué tipo de estudios queremos para nuestro hijo, y en este momento es muy difícil saber qué va a estudiar, dónde o si no lo hará. Con los cambios educativos, muchos deciden emprender y su proceso de aprendizaje lo realizan online, ¿y si su hijo quiere estudiar en una universidad en otra ciudad o en otro país?

La oferta financiera del mercado es amplia, y cada método es más indicado para un tipo de finalidad que para otra, por ello, es fundamental que tengamos claras las características de cada recurso de financiación.

Usted debe seguir una estrategia que se adapte a su situación familiar, su presupuesto actual, situación financiera, expectativas y objetivos familiares.

Por ultimo y por muy duro que parezca, usted debe contemplar la posibilidad de su muerte o de un accidente que le origine una incapacidad. Un seguro vida riesgo que complemente y se adecúe anualmente a cubrir estas necesidades financieras futuras es un complemento necesario con un bajo coste para garantizar esa educación universitaria a su hijo.

Cuente siempre con un asesor profesional, si no lo tiene y le interesa conocer que opción es la mejor para su familia, estare encantado de hablar con usted y realizarle un estudio que le ayude a planificarse, sin ningún coste ni compromiso.

Gracias.

Publicidad
Publicidad