PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Las ventajas del seguro de salud

Miguel José Balanyá Vidal Finanzas familiares. Soñar, planificar, conseguir.
18 Sep 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Por encima de otros aspectos a los que aparentemente solemos prestar una mayor atención en nuestra vida diaria, quizás por su inmediatez, es innegable que la salud y la de nuestras familias es una de nuestras principales prioridades, por no decir la más importante.

Tener la tranquilidad de que saber que se dispone de los mejores servicios médicos y de salud, y que estos se encuentran accesibles en cualquier momento y desde cualquier lugar, son aspectos fundamentales para garantizar nuestra calidad de vida.

Queremos asegurarnos que disponemos para nuestros familiares y para nosotros mismos la asistencia sanitaria más cómoda, rápida y eficaz, así como los diagnósticos, tratamientos, analíticas, pruebas y hospitalización en el momento en el que lo necesitemos.

Por todos es sabido, que actualmente en España esos servicios están cubiertos por la sanidad pública, sin embargo la sanidad pública está en la actualidad en periodo de reforma: copagos, reducciones de plantilla, masificación, listas de espera (y más si es con un especialista), disminución de los servicios que se ofrecen, así como la falta de inversión y mantenimiento de los centros de salud y los hospitales llevan a muchos a decantarse por una solución sanitaria privada, a la que se puede acceder de forma económica a través de un seguro de salud.

Un seguro de salud privado aporta muchas ventajas:

Mayor accesibilidad a los servicios médicos: sin ninguna duda, esta es una de los principales beneficios que nos aporta un seguro de salud privado, ya que se podrá solicitar consulta o tratamiento en el momento que usted elija, sin trámites burocráticos ni listas de espera. De esta forma, contará con una atención más rápida y accesible, en la que usted será quien decida el mejor momento para recibir la atención médica que necesita.

De media el tiempo que tendría que esperar en la sanidad privada para poder realizar pruebas diagnósticas y obtener resultados es de 8 días, mientras que el mismo proceso en la sanidad pública puede llevar más de 47.

Plena libertad a la hora de elegir su médico de confianza: asimismo, usted decidirá qué profesionales médicos considera más adecuados para el tratamiento de su enfermedad o dolencia, disponiendo de múltiples alternativas en el cuadro médico y sin ningún tipo de limitación. No será necesario que tenga que acudir a su médico de cabecera para solicitar consulta con un especialista, aprovechando así su tiempo y disponiendo de una opinión médica profesional y especializada de una forma más ágil y rápida.

Disponibilidad de una segunda opinión médica: además de todos los beneficios anteriores, será de gran importancia que pueda contar con una segunda opinión sobre su diagnóstico o tratamiento médico, y muy especialmente en aquellas situaciones en las que le gustaría disponer de la mayor certeza posible sobre su salud o la de algún miembro de su familia.

Medios sanitarios: otro de los puntos que le pueden llevar a contratar un seguro de Salud es la capacitación de sus profesionales y la tecnología y medios de los que disponen los centros privados, que repercuten directamente en la calidad de los servicios ofrecidos. Los centros privados suelen poner al alcance de sus usuarios tratamientos innovadores y nuevas técnicas sanitarias.

Mayor comodidad y disponibilidad de servicios en la atención hospitalaria:Teniendo un seguro de salud es posible elegir en qué hospital quiere que le ingresen y le atiendan. Y no sólo se beneficia usted, sino que en muchos casos sus acompañantes pueden acceder a beneficios mientras está ingresado y es que, frente a muchos centros públicos en los que conviven más de 2 pacientes en cada habitación y sus familiares, en los privados puede acceder a una exclusivamente para usted y así estar más cómodo y tranquilo.

Capacidad de diseñar un seguro a su medida (y la de su familia): ya que podrá seleccionar las coberturas que considere esenciales y prescindir de aquellas que considere superfluas e innecesarias, ajustando así el presupuesto a sus prioridades.

Cobertura médica y de salud a nivel internacional: si carece de seguro de Salud cuando viaja a algún país de la Unión Europea puede acceder a los servicios sanitarios gracias a la Tarjeta Sanitaria Europea, aunque no en todos los países funciona del mismo modo. Sin embargo, cuando el destino está fuera del territorio europeo si se pones enfermo o sufre un accidente puede tener que hacer frente a elevados cargos económicos por la atención sanitaria.

Con una póliza de este tipo puede ser atendido independientemente del lugar donde se encuentre ya que las aseguradoras tienen convenios con centros internacionales y le ofrecen atención sanitaria fuera de su país, y en muchas ocasiones, sin ningún coste adicional. En el caso de que tenga que regresar urgentemente a su lugar de residencia por causas médicas pueden incluso cubrir la repatriación o el traslado de un familiar para que esté con usted donde se encuentre hospitalizado.

Este seguro cobra especial importancia para los trabajadores autónomos.

A 30 de junio de 2018 había 2.006.785 trabajadores autónomos, profesionales de toda índole, una parte muy importante dentro de la población activa del país.

Los trabajadores autónomos son sus propios “jefes”, son ellos quienes deciden en qué momento prestan sus servicios, cómo organizan su capital, que viene siendo el mismo que el de su empresa y pagan impuestos de una forma particular.

La mayoría de los autónomos trabajan sin parar y a todas horas para poder hacer rentables sus inversiones, por eso el tiempo es un bien muy valioso para ellos. Tener que perder tiempo esperando en la sala de un hospital no es una opción para un autónomo, así como tampoco lo es estar de baja por enfermedad una semana entera, los autónomos necesitan atención médica inmediata y de calidad para poder retomar sus labores y seguir siendo productivos lo más pronto posible. Y en esto, sin duda, los seguros privados ganan por goleada a la Seguridad Social.

Pero es que además, sólo por concepto de seguro de salud, un autónomo puede llegar a deducir hasta 500 euros anuales en su declaración de Impuestos sobre la Renta de Personas Físicas, lo cual es extensible al cónyuge e hijos (menores de 25 años) y en el caso de que existiese alguna discapacidad, la deducción de impuestos sería de hasta 1.500 euros al año en su declaración de IRPF.

Contar con un seguro de salud en todo caso no nos impide acceder a la sanidad pública, por lo que si para algún tratamiento u hospitalización se elige acudir a un centro sanitario público puede hacerse. Es decir, que contratar una póliza de este tipo no implica que no se pueda acceder a los servicios que le ofrece la Seguridad Social.

Por último, recuerde que al contratar un seguro de salud debe conocer todas las coberturas y las ventajas que le ofrece la compañía aseguradora, por tanto, es muy importante que un profesional cualificado que conozca estos productos le informe detalladamente de las distintas opciones para que pueda elegir el que mejor se adapte a sus necesidades actuales y futuras.

En AXA somos especialistas en seguros de salud y contamos con una amplia gama para que usted pueda elegir el más apropiado para usted y para su familia. No lo dude, infórmese de las ventajas de nuestro seguro de salud https://www.axa.es/seguros-salud-ventajas-y-novedades y si tiene cualquier duda o precisa de mayor información, consúlteme sin ningún coste ni compromiso.

Publicidad
Publicidad