PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Gestionar emociones con el lenguaje corporal

Elena Mayor Lozano Felicidad Personal y Bienestar Profesional
4 Apr 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La felicidad es cuestión de gestos. Lo demostramos cada día. Si sonreímos, mostramos nuestra felicidad. Pero también hay otra manera de demostrar a los demás que somos felices, y es a través del lenguaje corporal.

Todo es cuestión de saber transmitir la pose adecuada en el momento adecuado, y también de química. Porque al igual que cuando sonreímos generamos determinada química positiva en el cerebro que se traduce en esa felicidad que observa todo el mundo, lo mismo pasa con nuestros gestos o el lenguaje que transmitimos con ellos.

Y la solución consiste en adoptar poses poderosas y transmitirlas ante los demás para que reparen en nuestra posición de fuerza. Y eso, de manera inmediata, se transmite al cerebro, que comienza a trabajar con otra visión de las cosas, de la realidad que nos rodea.

Poder que hace ver a las personas que tenemos a nuestro alrededor que contamos con la determinación necesaria para buscar aquello que queremos, lo que más nos satisface en cada momento. Y una de esas cosas que más buscamos, que más pretendemos y queremos transmitir, es la felicidad.

Y realmente es así de sencillo: al igual que una sonrisa hace que tu cerebro cambie a la hora de ver las cosas y de transmitirlas, lo mismo ocurre con los gestos que realizas con tu cuerpo.

Todo para que, en definitiva, y es lo importante, transmitas una imagen de determinación, de que nada ni nadie te va a afectar si demuestras el poder y la convicción necesarios para ser feliz.

FUENTE: La nación

Publicidad
Publicidad