PREVIOUS_POST
NEXT_POST

El método Konmari en tu lugar de trabajo

Patricia Benayas Checa Estirando el tiempo
31 May 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Estoy segura de que has oído hablar y mucho, de  Marie Kondo y de su método Konmari. Este método nos dice cómo el orden puede cambiar tu vida. ¿Has leído el libro? ¿Lo has puesto en práctica?

No se trata de tirar todo sin ton ni son, Kondo nos dice que ordenar, poner en orden todas nuestras cosas y mantener únicamente aquellas cosas que nos provoquen alegría conseguirán hacernos más felices. Aparte de hacernos ganar tiempo, ya que un lugar de trabajo ordenado y organizado reduce el tiempo que empleamos en realizar cada tarea.

¿Y cómo podemos utilizar este consejo en nuestro espacio de trabajo?

Es realmente simple. Coge todos aquellos objetos no esenciales que tienes en tu escritorio y sigue los siguientes pasos:

1. Pregúntate ¿Me hace feliz? Coge un objeto y pregúntate a ti misma, ¿esto me hace feliz al verlo? Marie Kondo cree que es muy importante crear lazos y conexión con nuestros objetos. Cualquier cosa que no trae felicidad, es mejor retirarla y buscarle otra ubicación o sacarlo de nuestra vida.

2. Mantén lo que te gusta. Si la respuesta a la pregunta anterior es  entonces conserva el artículo. Tiene cabida en tu vida. Una fotografía, un libro que te motiva, una lámina inspiradora... son piezas de tu escritorio que te hacen sonreír, soñar o simplemente te motivan en tu quehacer diario. Pero si no provocan nada de esto, fuera de ahí, es simplemente el desorden!!!

3. Si respondiste NO, entonces es el momento de reubicarlo. Pero en primer lugar, en el espíritu de Marie Kondo, decir "Gracias" al elemento por el tiempo que te ha sido útil. Si aún está en perfecto estado de funcionamiento intenta encontrar un nuevo lugar para ese artículo. Por ejemplo, si tienes 2 cargadores de iPhone que nunca vas a utilizar al mismo tiempo, regálaselo a esa persona que siempre te lo esta pidiendo prestado. Si tu oficina está en casa, igual lo puedes llevar a otra habitación donde también pongas a cargar el móvil. Así ganas espacio libre y tiempo, ya que no tendrás que ir a buscar el cargador cuando quieras cargarlo en tu dormitorio.

4. Repite los pasos uno a tres con todo lo que tienes en tu escritorio, estantes, cajones… todo. Por supuesto no incluimos aquí el ordenador, teclado, archivos importantes etcetera, está claro que sí o sí los necesitas. Puedes buscar una caja bonita o un archivador que te gusten y te provoquen alegría para guardarlos. Lo vas a tener que ver a diario, así que mejor que te guste no?

5. Limpia la pantalla. Hay estudios (ya sabéis que hay estudios sobre todo) que dicen que las pantallas de nuestros ordenadores tienen de media 400 veces más bacterias que un inodoro!! Así que coge un desinfectante y déjalo limpio! Aprovecha y limpia todo, desde los estantes, cajones al teclado y el ratón. Un escritorio sucio nunca producirá felicidad!

6. Asigna el lugar adecuado para todos aquellos artículos que sí vas a mantener y recuerda mantenerlos allí, ya sabes: un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio. De esta manera, no tendrás que volver a repetir este proceso otra vez.

Si necesitas ayuda para organizar tu lugar de trabajo yo puedo ayudarte.

Y tú ¿cómo tienes tu escritorio? ¿te provoca felicidad? Cuéntame, estaré encantada de leer tus comentarios.

Publicidad
Publicidad