Acunpuntura y el descubrimiento de una técnica milenaria

Valeria Espinosa Estilo de Vida Saludable
20 Apr 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Hace un año mi salud sufrió un deterioro muy poco previsible. Mi pequeña hija entró a la guardería y empezó a traer a la casa toda clase suerte de virus y bacterias, claro que se los pegaban sus pequeños amigos. Al principio resistí muy bien todo el embate de los virus pero a los 6 meses, terminé en el hospital con neumonía y mi sistema inmunológico en el piso. Eso sumado a los cambios hormonales propios de la edad (pasé de los 40 hace poco tiempo), un estilo de vida sedentario y una alimentación poco saludable, hacían que me sienta como una viejecita enferma la mayoría del tiempo.

Decidí hacer algo al respecto y tratar terapias alternativas que me ayudaran a sentirme mejor poco a poco. Buscando por aqui y por allá, dí un buen dia con la Acupuntura. Al principio, no lo voy a negar, sentía un poco de miedo verme llena de agujas pero me di cuenta con el tiempo, que la Acupuntura como tal, no es solo agujas, es por decirlo asi, adoptar un nuevo estilo de vida. Mi salud ha mejorado notablamente, de un año acá. Mis hormonas están más balanceadas lo cual ha afectado positivamente a mis periodos menstruales, mi hija casi no me ha vuelto a pegar sus gripes y catarros, duermo mejor y me siento con más energía, la mayor parte del tiempo.

Pero, ¿por qué digo que la hacer Acupuntura es también un estilo de vida? Porque tambien aprendí a comer mejor gracias a que mi doctora me indicaba que alimentos incidían para mejorar mi salud y cuales no, volví a practicar Yoga (eso es materia para otro artículo) y trato de relajarme y tomar la vida más suave, porque sé que el stress es causal directo sino fundamental en el desarrollo de muchas de las enfermedades que nos aquejan hoy en día.

Tal vez la enseñanza más grande que he recibido de la Acupuntura en este tiempo, es que es las cosas buenas toman tiempo, y que hay que tener paciencia para que tu cuerpo vuelva a un nivel óptimo de salud y energía. No existen pócimas mágicas que aceleren la llegada a este nivel (aunque muchos elixires que se promocionan en el mercado hoy en día te digan que sí), sólo tienes tu perseverencia y el creer que puedes devolverle la salud a tu cuerpo de una manera natural, con la ayuda de varias agujas y la sonrisa cálida de tu Acupunturista que te dice que confies y tengas paciencia y la verdad, es que mi confianza, en todo este tiempo, no ha sido defraudada.

Publicidad
Publicidad