PREVIOUS_POST

7 beneficios de la arquitectura modular

Sofia Pinto Estilo de vida de una madre emprendedora
9 Jul 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La construcción prefabricada es la práctica de ensamblar una variedad de componentes de una estructura en un lugar de fabricación y transportar esos subconjuntos al lugar de la obra. La construcción prefabricada se considera a veces como un modo de construcción de bajo coste y producido en masa. En realidad, sin embargo, es todo lo contrario. La construcción prefabricada se está volviendo más común, mejorando en calidad y se ha vuelto disponible en una variedad de presupuestos. Existen varios tipos de constucciones: aulas prefabricadas, hospitales modulares, vetuarios prefabricados, contenedores de obra, oficinas modulares, entre otras. A pesar de la percepción de la prefabricación, hay numerosos beneficios en este tipo de construcción. Este artículo evalúa las ventajas que la construcción prefabricada presenta tanto para las empresas como para los clientes.

Construcción más ecológica

La construcción modular es a menudo elogiada por su eficiencia energética y su construcción sostenible. Los métodos de construcción tradicionales requieren materiales adicionales que llevan a un aumento de los desechos. Sin embargo, como los subconjuntos prefabricados se construyen en una fábrica, los materiales adicionales pueden ser reciclados en la propia fábrica. Esto es una mejora considerable en comparación con el envío de residuos directamente a un vertedero desde un sitio de construcción tradicional. Además, el entorno controlado de una fábrica permite una construcción más precisa, juntas más ajustadas y una mejor filtración del aire, lo que a su vez permite un mejor aislamiento de las paredes y un aumento de la eficiencia energética. 

Ahorro en costes

Una de las mayores ventajas de la construcción prefabricada sería el ahorro financiero. Aunque la percepción de piezas hechas a medida puede parecer cara, con la construcción prefabricada o modular, no es así. La construcción modular se dirige a todos los presupuestos y puntos de precio, creando una opción asequible. Los fabricantes de prefabricados suelen recibir descuentos por volumen de los proveedores de materiales, que luego se reducen al coste de un proyecto de construcción. La construcción modular también evita la posibilidad de contratistas poco fiables y personal improductivo. Además, la reducción del tiempo de construcción puede ahorrar considerablemente en los costos de financiación de la construcción.

Más flexibilidad

La construcción modular puede ser fácilmente desmontada y reubicada en diferentes sitios. Esto reduce significativamente la demanda de materias primas, minimiza el gasto de energía y disminuye el tiempo en general. Además, la construcción modular permite una flexibilidad en el diseño de la estructura que permite un número ilimitado de oportunidades. Dado que las unidades de construcción prefabricadas pueden utilizarse en diferentes espacios, su estética neutra es capaz de integrarse en casi cualquier tipo de edificio.

Calidad consistente

Dado que la construcción prefabricada se realiza en un entorno de fabricación controlado y sigue normas específicas, los subconjuntos de la estructura se construirán con una calidad uniforme. Las estructuras construidas en el lugar de la construcción dependen de diferentes niveles de habilidad y de los horarios de los contratistas independientes. Todo esto contribuye a la artesanía y a la calidad general de una estructura determinada. Con la prefabricación, cada subconjunto es construido por una tripulación experimentada en una fábrica resistente a la intemperie, con múltiples controles de calidad a lo largo de todo el proceso. Algunos componentes del edificio se construyen utilizando un equipo de maquinaria preciso para garantizar la conformidad con el código de construcción.

Reducción de la interrupción del sitio

Dado que muchos componentes de un edificio se completan en la fábrica, hay mucho menos tráfico de camiones y proveedores de equipos y materiales en el lugar de la construcción final. Esto limita la perturbación de los lugares de trabajo tradicionales que sufren de ruido, contaminación, desechos y otros irritantes comunes. Este enfoque racionalizado de la construcción proporciona una atmósfera mucho más eficiente para la productividad, y elimina las distracciones e interferencias innecesarias que son típicas de las obras de construcción.

Tiempo de construcción más corto

La construcción portátil requiere mucho menos tiempo que la construcción en el sitio. En muchos casos, la prefabricación lleva menos de la mitad de tiempo en comparación con la construcción tradicional. Esto se debe a una mejor planificación inicial, la eliminación de los factores climáticos en el sitio, los retrasos en la programación de los subcontratistas y una fabricación más rápida, ya que se pueden construir varias piezas simultáneamente. Los tiempos de construcción más cortos permiten a las empresas de construcción asumir múltiples proyectos a la vez, lo que permite que los negocios crezcan en lugar de poner todo su enfoque y recursos en uno o unos pocos proyectos a la vez.

Más seguridad

Dado que los subconjuntos se crean en un entorno controlado por la fábrica utilizando materiales secos, hay menos riesgo de problemas asociados con la humedad, los peligros ambientales y la suciedad. Esto asegura que los que están en la obra, así como los eventuales inquilinos de un proyecto tienen menos probabilidades de estar expuestos a riesgos de salud relacionados con el clima. Además, un entorno de construcción en interiores presenta considerablemente menos riesgos de accidentes y otras responsabilidades. Existen procesos y procedimientos estrictos en la fábrica que protegen al trabajador de lesiones en el trabajo. 

Publicidad
Publicidad