PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Mundo Bondage. Dominación, Sumisión y Sado

Nuria de la Cruz Fernández Entre Juegos Anda el Sexo. Sex Shop Online Volverás
8 Aug 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

EL MUNDO BDSM: ¿ES PARA MI?

En el blog de hoy, vamos a hablar de lo que es realmente el BDSM y sobre toda la parafernalia que le acompaña, intentando dar respuesta a una consulta anónima que nos hacía llegar una usuaria.

Seguramente la mayoría sino todos hemos oído hablar alguna vez de lo que se conoce como Bondage. Puede que para algún@s, el único contacto que hayáis tenido con esta práctica haya sido a raíz de unos libros o películas que al parecer descubrieron este estilo de vida al gran público, sin embargo, no es nada nuevo, aunque sí que es bastante desconocido.

¿Qué es el BDSM?

El bondage no es más que un excitante juego de roles en el que una parte de la pareja adquiere el rol de dominante y la otra parte, de sumiso.

Esto se traduce en coartar movimientos, controlar las sensaciones del otro, sentir que tienes el poder para decidir y disfrutar el cuerpo de tu acompañante. El rol sumiso, por otra parte, encuentra su placer en saberse sometido, en la confianza plena depositada en la otra parte, en saber que su cuerpo es un instrumento para dar y recibir placer.

Por supuesto, la psicología de este tipo de prácticas es más compleja. Realmente debemos tener claro que el sumiso solo es sumiso porque así lo ha decidido, y los límites deben estar siempre claros, para que el juego sea disfrutado por ambas partes.

¿Y el sado?

El sado podría llamarse el siguiente nivel por encima del bondage. En este caso, las  personas implicadas disfrutan no solo siendo sometidas o sometiendo, sino sintiendo o infringiendo dolor. Es una práctica que debe realizarse siempre de manera segura, y a un grado en el que ambas personas estén cómodas y su integridad no se encuentre comprometida jamás.

Quiero iniciarme en la práctica del BDSM: ¿Cómo lo hago?

En el sexo, lo primordial es tener claro lo que se quiere y lo que nos excita. Probar cosas nuevas y mantener la mente abierta es la mejor manera de conocernos a uno mismo y disfrutar de una sexualidad sana. Tener confianza en la otra persona y que los límites se establezcan desde un principio nos aportará tranquilidad y hará que las sesiones sean mucho más placenteras y excitantes.

Vamos a ver algunos de los artículos más utilizados de la mano de nuestra tienda de cabecera.

Todos estos juguetes no son más que un atrezo que permite controlar a la persona que tiene el rol de sumiso. Incluso puede ejercer ese punto de dolor y excitación que se siente cuando otra persona tiene el control sobre tu cuerpo, sobre las zonas más sensibles, con total acceso a él.

Parte del juego de dominación consiste en castigar al sumiso si no obedece ciegamente todas las instrucciones de su amo y por tanto, la utilización de algunos de estos juguetes son parte de una sesión como herramientas de castigo (o de premio)

El grado de intensidad de cada sesión puede variar, los roles pueden intercambiarse y al final, lo único que se pretende es disfrutar lo máximo posible en el juego BDSM y del sexo en general.

Recordad que si tenéis cualquier duda sobre sexualidad, juguetes sexuales o temas relacionados, solo tenéis que hacérnosla llegar y nuestro equipo responderá encantado.

Publicidad
Publicidad