NEXT_POST

Qué es la Psicología Positiva

Marta Alerm Empresas felices
19 Feb 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Cuando hablamos de psicología, lo primero que nos viene a la cabeza probablemente es Freud y el psicoanálisis con el diván, o las fobias como el miedo a las arañas, a volar,… O quizás, si te gustan las películas de miedo como a mí, pensarás en los tétricos sanatorios dónde los enfermos mentales eran atados y lobotomizados.

Por suerte, la psicología ha evolucionado y avanzado mucho y es mucho más que una ciencia que se reduce a la ansiedad, el malestar y las disfunciones. No sólo se han desarrollado muchos tratamientos eficaces para una gran variedad de problemas psicológicos sino que ya se ha ido más allá de la disfunción.

Cuando hablamos de estar sanos y felices, pensamos en esto, en estar sanos y felices en vez de pensar en “no estar mal” o “libre de malestar”. Y esto es lo que propone esta nueva corriente de la psicología llamada Psicología Positiva. No vivimos para estar libres de ansiedad, de dolor o disfunciones sino que vivimos para tener bienestar, alegría, vivir con esperanza, satisfacción, optimismo y sobretodo, ser felices.

Pero que estas palabras no te engañen, la Psicología Positiva no tiene nada que ver con Mr.Wonderful y un “todo es perfecto”, “todo es súper guay”, “con sólo soñarlo lo voy a conseguir”. No es una ciencia happy flowers ni pretende dejar de lado a otras corrientes psicológicas.

La hipótesis de trabajo de la Psicología Positiva es que los aspectos positivos de la vida no son la ausencia de malestar o de enfermedad sino que son las experiencias positivas, las fortalezas y las virtudes de las personas. Es decir, no se centra en la enfermedad sino que se centra en el bienestar. Su objetivo es buscar las herramientas y las técnicas necesarias para fortalecer a la persona y que consiga mayor bienestar, y por ende, ser más feliz.

Para hacer un ejemplo más visual, observa esta línea que va de -10 a 10 pasando por el 0.

El 0 es un estado neutro, ni bien ni mal.

El -10 es un estado absoluto de malestar.

El 10 es un estado absoluto de bienestar.

La Psicología Tradicional trata a las personas desde el 0 al -10 intentando reducir su malestar a 0. La Psicología Positiva pretende llevar a la persona de 0 a 10 hacia el máximo bienestar.

Así pues, el objetivo de la Psicología Positiva es conducir a las personas a una vida más saludable y a conseguir el bienestar, es decir, a llevar una buena vida.

Como ciencia que es la Psicología, la Psicología Positiva también está avalada científicamente y sigue en constante evolución para comprender los aspectos que fomentan nuestro bienestar como las emociones positivas, el optimismo, la resiliencia, el humor o la creatividad.

Se puede decir que el padre de la Psicología Positiva es Martin Seligman, profesor de la Universidad de Pensilvania y antiguo director de la Asociación Americana de Psicología pero ésta también recibe influencias del psiquiatra Viktor Frankl, superviviente de un campo de concentración nazi, o de Abraham Maslow o Carl Rogers de la corriente de Psicología Humanista.

No hay una corriente psicológica mejor que otra, sino que como ves, se centran en distintos aspectos y son perfectamente complementarias. Puedes superar una fobia con la psicología cognitivo-conductual y una vez solucionada el conflicto intentar mejorar tus habilidades personales para afrontar en un futuro, posibles encuentros con aspectos relacionados con tu fobia con la psicología positiva.

Y esta Psicología Positiva se puede aplicar en muchos ámbitos para mejorar la calidad de vida de las personas, desde nuestro día a día y nuestras habilidades para sobrevivir en las situaciones cotidianas de nuestra vida hasta nuestros lugares de trabajo, que es en lo que nos centraremos en este blog.

Nos leemos! ;)

Marta 

Publicidad
Publicidad