NEXT_POST

Empresa, RSC y ámbito Materno Infantil

Manuel Hurtado Fernández Empresa, RSC y ámbito Materno-Infantil
2 Mar 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) o Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es un término algo amplio, que hace referencia al buen gobierno de la empresa, a una gestión ética y sostenible y, asimismo, al conjunto de compromisos de carácter voluntario que una empresa adquiere para integrar las preocupaciones sociales, laborales y medioambientales de sus grupos de interés, tratando de hacer compatibles el objetivo financiero tradicional de obtención de beneficios, con la generación de beneficios para el conjunto de la sociedad.

Elemento clave de la RSC, mencionado hace un momento, son los grupos de interés de una organización (también llamados "stakeholders"). Son aquellos grupos con los que una empresa se relaciona, y en los que su actividad tiene un impacto: clientes, accionistas, proveedores, empleados, sociedad, competidores, administraciones públicas, etc.

En este contexto, el ámbito materno-infantil hace acto de presencia por cuanto está relacionado con dos de estos grupos de interés: los empleados y la sociedad.

Empresa, empleados, RSC y ámbito materno-infantil

Quisiéramos destacar aquí, por su especial relevancia, uno de los grupos de interés de toda empresa: sus empleados. En efecto, una genuina responsabilidad social corporativa empieza por una especial consideración hacia los empleados, el capital humano de toda empresa, cuyo talento y compromiso hay que fomentar y potenciar para conseguir excelencia empresarial (y, por qué no, felicidad en el seno de la organización).

Esta responsable relación de la empresa hacia sus empleados se viene plasmando de múltiples formas, siendo una de ellas la atención hacia su bienestar (beneficios sociales, programas y acciones que facilitan su vida, etc), en tanto que trabajadores y profesionales que son, pero atendiendo también a otras facetas propias del ser humano, siendo una de ellas su dimensión familiar.

En el ámbito de la empresa, la atención a la dimensión familiar de sus empleados se viene plasmando en una mayor concienciación hacia la Conciliación Familiar y Laboral, o en acciones tales como el Certificado de Empresa Familiarmente Responsable (EFR), o la llamada Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC), para la cual existe ya el denominado Índice de Responsabilidad Familiar Corporativa (RFC).

Asimismo, las empresas se empiezan a considerar cada vez más como un ámbito idóneo de educación para la salud. Y aquí también el ámbito materno-infantil entra en escena, con acciones tales como las recogidas en el emblemático informe "Estrategias en el lugar de trabajo para la mejora de la salud maternal e infantil: experiencias de los trabajadores en Estados Unidos". O, en un entorno geográfico más cercano, las propuestas del Centro Internacional Trabajo y Familia, del IESE.

Empresa, sociedad, RSC y ámbito materno-infantil

Otro de los grupos de interés relevantes en toda empresa es la sociedad, entendida ésta bien en su sentido más inmediato y directo (la comunidad o sociedad en la que la empresa desarrolla su actividad), o bien en un sentido más amplio (áreas geográficas, naciones, ámbitos internacionales, o incluso en una dimensión global).

La forma y los medios (directamente, a través de fundaciones empresariales, en alianzas, en colaboración con organismos internacionales o con entidades del tercer sector, etc) en los que numerosas empresas están llevando a cabo su compromiso con la sociedad, concretamente en el ámbito materno-infantil, es amplio y variado.

Como también son variados los objetivos que se persiguen. Citaremos sólo algunos: mejorar la salud materna, apoyar a la primera infancia, fortalecer la educación inicial, reducir la mortalidad infantil, erradicar el trabajo infantil, etc.

En sucesivos artículos de este blog intentaremos ir desarrollando lo aquí expuesto.

Publicidad
Publicidad