PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Prototipo No. 1

Ana Correa Emprendiendo a vivir
4 Feb 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Al terminar de escribir la entrada "Validando la idea del negocio" sobre lo conveniente de salir al mercado con prototipos, me puse en la tarea de armar mi propia lista de ideas (esas ideas que suenan bien y que no descarto por cariño pero que tampoco me animo a emprender por ignorancia) tabuladas en un cuadro con los siguiente campos:

  • IDEA
  • TIPO DE INDUSTRIA (BIENES O SERVICIOS): ¿Qué valor entrego al cliente?
  • RIESGO PRINCIPAL: ¿Qué me da miedo? ¿Qué desconozco?
  • SOCIOS / CONSULTORES: ¿A quien podría considerar como apoyo en este proyecto?
  • OBJETIVO PILOTO: ¿Qué debe resolver la prueba piloto de mercado?

Este ejercicio me resulta muy bueno porque es una manera de aterrizar y empezar a priorizar para enfocar mi trabajo. Este enfoque no significa que deba elegir una idea y volcarme por completo en ella. Como dice mi amiga y estratega Paola Durán: "Es mejor intentar sacar varias ideas a la vez. Y si no te alcanza el tiempo, pregúntate dónde estás siendo ineficiente".

Bueno, así fue que de este listado elegí una para probar el Facebook como herramienta de validación de ideas. Cree una pagina de producto llamada "El Quincho" donde se ofrece servicio de diseño y construcción a medida de espacios para parrilla. Mi principal duda era saber si habrían personas dispuestas a contratar bajo la modalidad virtual sin una tienda física y si habría interés en la ciudad en la que vivo. La opción de anunciar en Facebook permite segmentar el público que deseas alcanzar. Publicité mi página por un día y casi alcancé los 1000 likes! Hubo interés real, personas preguntando por los precios, pidiendo cotizaciones, incluso recibí llamadas... pero sólo una era desde mi ciudad. La mayor cantidad de interesados eran de otras localidades (si bien segmenté para personas viviendo en mi provincia, aparecieron likes desde fuera). Esto no era lo que esperaba, no estaba en mis planes tener que movilizarme para alcanzar a mis clientes. Otros requerían un lugar físico para contactarme (una oficina, un local de exhibición) y a quienes les pedí enviaran las dimensiones del espacio para proceder con el diseño y presupuesto no lo mandaron. En resumen, interés existe pero en un segmento de personas que viven fuera de mi ciudad, que tienen propiedades en el campo o en la playa y requieren atención personalizada no virtual. Interesante ¿no? para mi lo fué. Con este sencillo ejercicio descarté la idea, al menos por ahora.

Si quieren visitar la página de mi experimento, aquí les dejo el link, déjenme sus comentarios! Hasta la próxima.

Publicidad
Publicidad