PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Vencer el miedo a no ser suficientemente buena en algo

Cristina López Perdigó Emprender, un estilo de vida
24 Sep 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1409-euv-autoconfianzaEs muy común cuando inicias una nueva actividad profesional (o si ya llevas tiempo pero no tienes los resultados que quieres...) pensar en ello: ¿Alguien va a contratarme?
Normalmente, por mi experiencia, esa cuestión se centra en dos aspectos, las dudas en una misma, y la creencia de que hay tantas cosas que intervienen en esa ecuación, que es muy difícil conseguir que te contraten todo lo que te gustaría.

De entrada, probablemente hay una duda razonable en saber si vamos a ser capaces de hacerlo correctamente, de ofrecer valor, de poder ayudar de verdad a los demás, de si seremos capaces de transmitirlo y empiezan los fantasmas que nos preguntan porque te van a comprar a ti, qué ofreces tu diferente, con la de gente que hace cosas parecidas... Y empiezas a romperte la cabeza en qué es lo que puedes hacer tú y cómo.

El diseño de tu blog, tus servicios, tu comunicación, te fijas en todo lo que hacen los demás... Pero lejos de encontrar inspiración en ellos, alimentas tu inseguridad, viendo como otros profesionales ya están ofreciendo lo que tu habías pensado, como hablan de sus clientes... Incluso algunas dudan de que sea verídico.

Quizás tendrías que preguntarte, antes de que se resienta tu autoestima y confianza: ¿Por qué no iban a contratarme? Si encuentras alguna razón, seguro que entonces puedes darle la vuelta y crear un plan de acción.


Te puede interesar...


Ejemplo: Porque no tengo suficiente experiencia.
Entonces plantéate: ¿Cómo puedes adquirir la experiencia necesaria en el tiempo de que dispones?

Ejemplo: ¿Y si no lo hago bien?
La respuesta es: ¿Cómo puedes ganar seguridad y prepararte para ser una referencia en el sector que trabajes y generar confianza en que puedes ser la respuesta? En realidad no se consigue de un día para otro, pero sí puedes hacer algo al respecto para que esa sensación cambie.

Toma nota de las claves para vencer el miedo:

  • Se genuina. Cuando somos autenticas y genuinas, damos lo mejor. Ahí tienes que dedicarte a investigar en tu interior, tus talentos, tus fortalezas, conecta contigo, con lo que te gusta, con lo que se te da bien, eso te ayudara a potenciar lo mejor que tienes y también a crear tu branding personal.

  • Céntrate en ofrecer lo mejor. Cuando te centres en tu cliente, en lo que necesita, lo que le preocupa, podrás crear soluciones más adecuadas y destinadas a poder ayudarle. Si resuelves lo que le inquieta y quiere solucionarlo, ¿Por qué no iba a querer?
  • Enfócate en ti y no mires al vecino. Está bien saber que hace la competencia, incluso nos puede interesar colaborar con ella, pero una cosa es tener conocimiento y otra es obsesionarse con lo que hacen, a quien lo hacen, como lo hacen, donde, etc. Cuando conectas con lo que puedes ofrecer (punto 1) eres más autentica y eso se respira y se plasma en todo lo que haces.

  • Tu diferencia. Pregúntate: ¿Por qué a ti y no a otro? ¿Qué ofreces tú que otros no? ¿Qué sabes tú que otros no saben? ¿Cómo puedes añadir valor a tus servicios? ¿Qué representa contratarte, cómo cambiará su situación? ¿Qué puedes hacer diferente y que les suponga un plus? ¿Cómo puedes superar sus expectativas? Cuando descubras todo esto, piensa en cómo puedes aplicarlo a tus servicios.

  • Yes I can. Aférrate al tan mangoneado: Si otro puede, yo también. Ya sé que es fácil decirlo, pero se trata de que te lo creas. ¿Por qué tu no? Puedes ir buscando solución a tus peros, depende de ti que lo resuelvas o prefieras seguir pensando que no eres suficientemente bueno en algo.

  • No caigas en excusas. Es fácil caer en excusas: no tienen dinero, no lo necesitan, no... Elige tú. La gente invierte dinero en lo que cree necesario, en lo que le da prioridad. Si tu producto o servicio considera que le ayudará a solucionar algo que considera de suma importancia y prioritario en su vida, invertirá antes que en otra cosa.

Asegúrate de haber planificado correctamente. Además del trabajo interno, tiene que existir una planificación estratégica, de tus servicios o productos, de los canales adecuados de promoción y de venta. Tus productos tienen que cubrir las necesidades reales de tus clientes. Tu método o sistema de atracción de clientes debe estar correctamente planificado para segmentar al público que te interesa, tu comunicación debe estar diseñada para crear una conexión con tu cliente y transmitirle lo que puedes hacer por el, tus canales de promoción deben ser los adecuados a tu estrategia y finalmente la venta tiene que llegar, consecuencia de todo el trabajo que has hecho.

En lugar de pensar que a lo mejor no te van a contratar, enfócate en pensar cómo puedes conseguir tu primer cliente. Una primera compra o contrato puede ser la palanca que necesitas para conseguir más. Yo todavía recuerdo mi primera clienta, estuve dando botes toda la tarde y preparé cena de celebración en casa.

Al principio también compartí ese temor, cuando empecé, ofrecí mi trabajo a cambio de testimonios como mucha gente, hasta que consideré había llegado el momento de cobrar por mis servicios. Creemos que dependemos de lo preparados que estén los demás en invertir, pero en realidad depende de que nos creamos que podemos ayudarlos a solucionar sus problemas y valoremos de verdad lo que podemos hacer por ellos.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Cristina López (@mentemprendedor), Coach Empresarial y CEO de Mentemprendedora

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Cristina López Perdigó
Hola Gema, muchas gracias por tu comentario. Ahí está la clave, en los peros, los y sis y los es ques. . .nuestro temor es lo que hace que existan. Es un proceso, nunca desaparecen, pero se pueden gestionar para que no nos bloqueen.

Saludos,

Cristina
gema garcía
Muy interesante Cristina y es muy cierto lo que dices,pero que dificil combinar todo sin los "pero"
Gracias
Publicidad