PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Coge el ritmo después de vacaciones

Cristina López Perdigó Emprender, un estilo de vida
26 Aug 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1408-euv-vuelve-a-coger-el-ritmo¿Qué te sugiere la palabra vacaciones? ¿Resuena algo en ti como descanso, tiempo libre, dormir, familia, amigos, actividades de ocio, playa, montaña...? en fin, cada una con sus preferencias.

Parece que mucha gente espera la época de vacaciones (mayoritariamente veraniegas) para hacer todo aquello que no puede hacer el resto del año y alejarse de las largas jornadas laborales y de las duras tareas cotidianas.

Si realmente nuestra percepción es de placer por un lado y malestar y sufrimiento por el otro, evidentemente el retorno a tu día a día y a tu rutina laboral va a ser un poco duro.

Volver a la rutina y a los hábitos adquiridos durante el resto del año se hace cuesta arriba después de haber descansado, habernos relajado y lejos de "obligaciones" que parecen no ser del agrado de la mayoría.

Todo eso conlleva no proyectar una buena disposición y actitud a retomar lo que nos espera, sobre todo los primeros días. Nos sentimos cansadas, abatidas, angustiadas y con apatía en muchos casos, cosa que todavía hace más difícil la adaptación al ritmo laboral.

Para las emprendedoras y empresarias que se lo toman como algo negativo, va a ser mucho más duro y piensa que el retorno a tu rutina laboral vas a tener que hacerlo si o si, aunque yo opino diferente. Aunque desconecte, no lo hago del todo, es frecuente que cuando más relajada estoy o con amigos o con mi familia, de viaje con mis hijas, es cuando estoy más receptiva, se me ocurren un montón de cosas que simplemente anoto para poder darle una vuelta al cabo de unos días (mientras sigo relajándome, porque también es necesario). Otra ventaja es que teniendo la libertad que te permite tu propio negocio, no tengo que esperar las vacaciones para hacer algo que me gusta. Procuro hacer unas cuantas paradas cortas durante el año, que también me permiten desconectar y me cargan las pilas rápidamente, sin necesitar una desconexión tan larga ni tener que esperar un año entero.

Así el paso de una situación a la otra se hace de forma más gradual. Te propongo algunas cosas que puedes hacer para coger el ritmo de trabajo otra vez después de las vacaciones.

Empieza gradualmente. Cuando trabajas en tu proyecto y haces lo que te gusta, no te cuesta tanto incorporarte a tus obligaciones laborales, muchas veces lo que estas es deseosa de empezar nuevos proyectos y ponerlos en marcha. Hazlo gradualmente, no un cambio brusco. Yo empiezo a ajustar horarios poco a poco antes de que realmente tenga la necesidad.

¿Retomas o empiezas? Hay mucha gente que se hace propósitos para año nuevo, pero en verano también se aprovecha para hacer una reflexión y valoración de lo que hemos conseguido hasta entonces y por tanto es hora de revisar y hacer nuevos planes. Una época genial para afrontar nuevos retos, con energía, optimismo y aprovechando oportunidades.

Reconecta. Así como en verano es época de desconectar, yo también diría que lo es de reconectar. Reconectar con nosotras mismas, con lo que nos gusta, con nuestra genuidad, siendo autenticas y redireccionando lo que nos parezca que necesita algún ajuste. En nuestra vida personal y en el ámbito profesional. Identifica que es lo que quieres, lo que te sobra o lo que quieres cambiar y haz algo para solucionarlo.

Fíjate objetivos. Empezar esta nueva etapa con objetivos definidos y claros nos ayuda a encararlo de otra forma. Nos sentimos con más ánimo, más motivadas y más confiadas e ilusionadas para saber cómo conseguir nuestras metas y mejorar nuestra vida de algún modo.

Revisa tus hábitos. Mira si lo que hacías hasta ahora te estaba dando los resultados que deseabas ¿te potenciaba o te limitaba? Muchas veces hay que tomar distancia para tener una perspectiva más clara de lo que nos conviene mantener o nos conviene por el contrario cambiar.

No te agobies. No quieras volver a unos hábitos muy distintos de un día para otro. No seas tan exigente. Si los primeros días no llegas a todo, ponte objetivos más alcanzables y realistas y no te exijas tanto, sino lo único que conseguirás es frustrarte.

Haz descansos cortos durante el año. Como te he comentado antes, hacer alguna que otra salida de 4 o 5 días durante el año, hace que no se haga tan largo el periodo de espera, de esta forma podemos disfrutar de vacaciones todo el año. Aprovecho puentes y días de vacaciones del colegio para que mis hijas puedan adaptarse y alguna escapada con mi marido también ayuda.

Lo ideal sería poder disfrutar de actividades que guardamos para el verano durante todo el año, así que intenta planificar tu vida y tu día a día haciendo lo que te gusta y disfrutando de libertad, de tu familia, tus amigos y ¿Por qué no del trabajo?

Cuéntame que vas a hacer para coger el ritmo después de las vacaciones, me encantará leerte...


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Cristina López (@mentemprendedor), Coach Empresarial y CEO de Mentemprendedora

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Cristina López Perdigó
Hola Aurora, muchas gracias por tu comentario. Es normal sentirse algo desmotivada, aunque si verdaderamente no le encuentras ni siquiera sentido ni propósito a lo que tienes que haces, quizás es momento de plantearse cambios. Ya se que es muy fácil decirlo y no tanto encontrar lo que marcará la diferencia, pero piensa que te está aportando lo que haces y a lo que te dedicas y que precio estas pagando por no hacer esos cambios, por pequeños que sean.
Un abrazo,

Cristina
AURORA
¿y que pasa ..cuando no encuentras el motivo para empezar a currar? ¿y si te encuentras desmotivada y/ o cansada? .
¿que pasa , cuando no hay un porque ni un para que?
Un abrazo y muchas gracias por sus blogs y comentarios , son muy interesantes
Publicidad