PREVIOUS_POST

La moda de la positividad y la felicidad

Elo Silverio Holísticamente Saludable
28 Feb 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

¡Será cierto que ser positiva está de moda!

¡En los últimos tiempos se escucha de que hay que ser positiva, y que si no estamos felices y positivas todo irá a peor!

A que corresponde todo eso: ¿A la  moda de la felicidad?

Lo primero es entender lo que dice la RAE para definir la palabra moda: “Moda o costumbre que está en boga durante algún tiempo”.

Siendo así, esta tal felicidad interior y esta positividad no es exactamente una moda pasajera, ya que el inicio de esta filosofía proviene del budismo hace 2.500 años antes de Cristo, fue tomando diversos caminos a lo largo de los siglos hasta llegar en occidente y explotar con fuerza en los años 80 de la mano del médico Jon Kabat-Zinn con la introducción al Mindfulness y con más fuerza aun en los años 90 con la aportación del psicólogo Daniel Goleman sobre la Inteligencia Emocional.

Está claro que no estamos frente a una moda sino más bien delante de una disciplina que viene siendo estudiada desde hace siglos.

.

¿Pero cómo podemos beneficiarnos de esta disciplina?

Practicar el positivismo consiste en estar abierto para ver el lado bueno de las cosas, aprender a cambiar nuestro punto de vista y ver más allá; saber sacar lecciones de las equivocaciones y no tomarlas como un error absoluto.

Todo eso abre nuestra mente a estar más propensa a ver más a menudo el vaso medio lleno  y no medio vacío, y con eso vamos a conseguir una mejor sintonía con nosotros mismos, porque si ya es difícil superar los obstáculos del día a día estando en buena sintonía y vibración, es aún más complicada nuestra tarea si estamos en plan negativo.

.¡Cuidado! Porque la positividad como casi todo en la vida, puede llevar contraindicación.

La mayor contraindicación a la positividad tiene algo que ver con el auto engaño. Mucha gente cree que practicar la positividad es lo mismo que cerrar los ojos frente a la realidad y estar repitiendo diez mil veces nuestros objetivos para que todo nos caiga del cielo.  Tampoco es querer controlar lo que no está a nuestro alcance y frustrarse cada vez que algo no sale bien diciendo que eso de la positividad es un M*  y eso porque has hecho una determinada acción muy cargada en positividad pero sin contar con unos factores externos que no dependían de ti.

Así que la felicidad interna, encontrarse bien consigo mismo y con buenas vibraciones a través de la positividad no es una moda pasajera; es una disciplina y una filosofía que viene siendo estudiada desde hace siglos  y es una herramienta con la que podemos disfrutar para mejorar nuestro día a día.

Usa la positividad SIN moderación.

Conóceme más en mis redes sociales:

Instagram

Zumba

Twitter

Publicidad
Publicidad