PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Rompe las cadenas del victimismo

Maty Palanca El sendero de los deseos
8 Dec 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Rompe las cadenas del victimismo

¿Te suena algo de esto?

  • Todo lo malo me ocurre a mí
  • El profesor me tiene manía por eso he suspendido
  • No he dormido porque estas siempre roncando
  • Estoy nerviosa porque eres muy desordenado
  • He llegado tarde porque había mucho tráfico
  • Con la crisis no es momento de emprender
  • A mi edad ya no valgo para nada
  • A mi edad ya no me quiere nadie
  • A mi edad como voy a emprender
  • La cosa esta muy mal

Tienes victimismo si:

  • Te sientes maltratado por la vida y abandonado por la suerte.
  • Necesitas de reconocimiento y aceptación de los demás.
  • Te quejas de forma incesante pero no haces nada para cambiar la situación.
  • Usas el chantaje emocional, no dices abiertamente lo que deseas, sino que te quejas continuamente, buscando la compasión de los demás y el protagonismo.
  • No sabes asumir las críticas y te ofendes si no te dan la razón en tus penurias.

Como te comunicas: Quejas, reproches, críticas, búsqueda de culpables...

Estas continuas quejas hacia los demás, el vecino, mi marido, la sociedad, la gente, el perro, la crisis, la edad...conllevan a un estado emocional de dolor, de rabia y frustración. Así como en un deterioro de las relaciones personales.

En general, Son los demás, o las circunstancias, los culpables de lo que te pasa y también de tus emociones.

En definitiva, No puedes actuar para cambiar y mejorar tu situación porque lo que te sucede depende de factores ajenos a ti, y por tanto no es tu responsabilidad lo que ocurre. Es la culpa de los demás.

A corto plazo culpar a los demás o a nuestro entorno de lo que nos sucede y por tanto ponerlo fuera de nuestro control, puede tener algún efecto positivo como quitarnos ansiedad y aliviar el dolor. Pero cuidado, el victimismo se convierte en la rutina de tu vida llegándote a quejar hasta de los pájaros que cantan, como viste la gente, si llueve o hace sol...convirtiéndote en un vampiro emocional. Las continuas quejas se convierten en una carga para los que te rodean, afectando a tus relaciones sociales y a tu autoestima.

¿Qué hago para acabar con la quejas?

Puede que lo que te haya pasado no esté bien, no te guste, que las circunstancias te hagan sentir mal...

Si no te gustan las cosas a tu alrededor, cámbialas.

Toma esta responsabilidad en vez de quejarte y hazte cargo de tu vida. Además que cuando tú cambias todo cambia.

Mira este video, el cambio esta en tus manos.

Si no te gusta lo que tienes haz algo diferente para cambiarlo y enfócate en lo positivo, cambia lo que miras.

¡¡Sal de tu zona de confort, deja de buscar excusas para no brillar y actúa!!

¡¡Proactividad, si quieres algo ve a por ello!!

Más información en http://caminodelosdeseos.com
y http://matypalanca.com

Publicidad
Publicidad