NEXT_POST

Hoy empieza todo

Rosa Tarroja Profesora en La Casa Elizalde El Rincón de Elna. Reflexiones desde la ventana de los 40
27 Jul 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

   Me despierto por la mañana, desperezándome y estirándome lentamente. Apago el despertador, y empiezo a levantarme lentamente. He dormido muy bien, pero, ¡ay!. Creo que en las últimas semanas me he excedido un poco: a medida que me dirijo a la cocina siento "el latigazo", la quemazón, el dolor más que agudo en las lumbares. Está claro: episodio agudo de dolor. Intento respirar y repetirme a mí misma que debo esforzarme en tomármelo con la máxima serenidad que pueda mientras pongo la cafetera a hervir y voy al lavabo a asearme - ya he descartado hace tiempo ducharme por las mañanas, imposible -. Me doy unas buenas friegas con un gel muscular, y, ya con la faja, desayuno, aunque en realidad lo que realmente me pide el cuerpo es volver a la cama. Mientras intento saborear el café, no obstante, me planteo la siguiente reflexión: "De acuerdo, Rosa, tienes dolor. Ahora bien, tengo dos opciones: dejarme arrastrar e impregnar por el dolor agudo, o bien, sabiendo que éste forma parte de mi vida, aceptarlo e intentar adoptar una actitud lo más positiva que pueda. Así que ... en marcha los recursos!:

- NO ESTOY SOLA. AHORA NO. Me está tratando un muy buen equipo de profesionales. SÉ QUE PUEDO CONTAR CON ELLOS, sé que el nuevo tratamiento está haciendo efecto, así que,

- NO ESPERO A QUE EL MALESTAR SE AGUDICE MÁS Y ME TOMO LA MEDICACIÓN. Ya noto alivio.

- Arreglo cuatro cosas de la casa, y preparo la cama con la esterilla. Hoy la habitación será "el centro de operaciones". Tengo la inmensa suerte de convivir con una persona que se esfuerza lo indecible por cuidarme, ayudarme y motivarme en los momentos más duros

- Uno de los recursos más importantes: distraer la mente del dolor!. Enciendo la radio y voy llevando, como puedo, la tablet, el móvil cargado, mi diario - nunca falta -, el cojín para descansar las piernas y ... el ventilador!.

- Y, en vez de pensar cómo ha cambiado mi vida en los últimos años, me esfuerzo lo indecible en pensar en positivo, entrenando a mi cerebro como si fuera un músculo: lo que supone para mí, como profesional pero también como persona, volver a ejercer como profesora de Historia del Arte en el Centro Cultural La Casa Elizalde en otoño - aunque, como cualquier docente sabe, "empezar" en otoño supone preparar las propuestas, revisar la programación cultural de los museos y gestionar reservas para llevar a mis alumnos en julio y quizá agosto ... Pero lo he hecho!. Ya está todo en marcha!. Y me visualizo dando una clase, explicando una obra ... cierro los ojos, incluso puedo ver un cuadro. De nuevo, "mi arte" como uno de mis mejores recursos. Y sonrío.

Pienso también en lo que me aportan las redes sociales. Tras respirar profundamente y descansar un rato - cuando tengo episodios agudos hábitos cotidianos tan sencillos como desayunar y vestirme me agotan -, reviso mis cuentas: Twitter, Facebook, Google +, Instagram. Empiezo a interactuar, me pongo al día de las diversas áreas de cultura y de social media. No sólo como profesional, no sólo como Community Manager: aunque me encanta el trato directo con la gente, sé que, por muy malo que sea mi día en lo que se refiere a salud, siempre tengo esta ventana virtual que me permite ir dejando mis pequeños granitos de arena a través de la palabra.

Pienso en pequeños detalles, vivencias, momentos. Ser capaz de ir en transporte público en vez de estar dependiendo siempre de los taxis. Ir a comer con mi pareja, tomarnos el aperitivo los domingos en una terracita de la plaza del barrio. O en esa cena tan agradable con unos amigos en la Rambla del Poble Nou. 

Pienso que quizá ya va siendo hora de compartir mis experiencias con los demás, tanto a nivel personal como profesional. Y pienso, como en las redes sociales, que puedo aportar mi granito de arena. Así que empiezo a escribir. Sin duda, hoy empieza todo. 

Publicidad
Rosa Tarroja Profesora en La Casa Elizalde
"Me estreno" con mi primer post en los blogs de Womenalia. Si disfrutáis de su lectura tan sólo el 10% de lo que ha disfrutado su autora al escribirlo ... me sentiré más que satisfecha :)!.
Rosa Tarroja Profesora en La Casa Elizalde
Espero que disfrutéis de su lectura!.
Publicidad