NEXT_POST

Cuándo empezar con la radiofrecuencia facial

Rebeca Craven El mundo de las mujeres
5 Feb 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Es muy posible que todavía no sepas qué es la radiofrecuencia, y mucho menos los tipos que existen o los beneficios que puede aportarte. Hoy veremos un poco más en detalle esta novedosa técnica de medicina estética, una de las más utilizadas por las famosas a fin de conseguir esa piel sana, tersa, sin flacidez y libre de celulitis que todas ansiamos. 

A modo de introducción, cabe destacar que la radiofrecuencia es una técnica que utiliza ondas electromagnéticas -totalmente seguras- para causar el calentamiento interno de los tejidos corporales, con el objetivo de movilizar las células de grasa y fomentar la creación de nuevo colágeno. En esencia, lo que hace la radiofrecuencia facial es tersificar la piel, eliminar los efectos secundarios de la celulitis y reducir los síntomas del envejecimiento prematuro, todo ello sin necesidad de someterse a cirugía, practicar tratamientos invasivos o sufrir efectos secundarios.

Hoy en día existen varios tipos de radiofrecuencia, entre ellas destacamos: facial, abdominal, corporal, lumbar u otras más específicas como la indiba. Sin embargo, hoy nos centraremos un poco más en la radiofrecuencia facial y, más concretamente, en un aspecto importante que a menudo significa dar el paso definitivo hacia la realización de este tratamiento.

Para algunas personas, puede parecer más obvio, pero en cambio, para otras no tanto, y es que la radiofrecuencia facial no es efectiva si la flacidez de la piel del rostro ha pasado ya un cierto umbral, ya que a partir de este punto es muy difícil hacerle retornar su vitalidad sin utilizar cirugía. Por este motivo, muchas personas se preguntan a qué edad deberían empezar con la radiofrecuencia facial para que esto no les ocurra.

Desde el momento en el que nacemos, empezamos a envejecer. El oxígeno del aire oxida nuestra piel, haciendo que ésta día a día vaya perdiendo su elasticidad natural. Sin embargo, a nadie se le ocurriría aplicar la radiofrecuaencia facial a un bebé, ya que su regeneración es todavía muy buena y no requieren de este tipo de tratamientos.

Lo mejor es comenzar con la radiofrecuencia facial cuando se empiezan a ver las primeras arrugas en el rostro, aunque prácticamente no sean visibles. Esto ocurre en torno a los 30 años en las mujeres. Por supuesto, si solamente se quiere usas este tratamiento como prevención, no será necesario hacerlo una vez al mes como cuando se quiere eliminar las arrugas, sino que será suficiente con hacerlo cada 5 ó 6 meses. De este modo la piel del rostro conservará durante más tiempo la firmeza y elasticidad de la juventud.

Las mujeres y los hombres que se apliquen la radiofrecuencia facial a partir de esta edad, verán cómo la aparición de las arrugas será mucho más lenta que en otras personas de su misma edad. Tristemente, no será suficiente para detener por completo el envejecimiento de la piel y que no aparezcan nunca, por lo que las sesiones tendrán que hacerse cada vez más frecuentes para mantener la piel lo más tersa posible. Esto no significa que sea necesario hacerse una sesión al mes durante toda la vida, puede hacerse durante 6 meses, luego descansar un tiempo, hacerlo 6 meses más, etc. Lo mejor es que cada persona encuentre el tiempo que mejores resultados tiene para él o ella.

Si te decides a usar la radiofrecuencia facial a partir de esta edad como prevención y más tarde para eliminar las arrugas, lo más recomendable es que te compres un aparato de radiofrecuencia facial en casa. Para las personas que se quieren hacer un tratamiento puntual solamente para disminuir la flacidez es posible que no salga a cuenta esta inversión, pero si quieres seguirlo durante años sí que vale la pena ya que con el tiempo te habrás ahorrado mucho dinero en las sesiones. Ten en cuenta que una sesión en un especialista cuesta ne torno a 100 euros, mientras que los aparatos para casa de más calidad rondan los 2000 euros.

Por el contrario, si lo que quieres es realizarte la radiofrecuencia facial para devolver firmeza a tu piel la mejor opción es que consultes previamente con un médico o con un especialista. Él podrá decirte si es el mejor momento para hacerlo, si seria más recomendable que esperaras un poco para aprovechar mejor los beneficios o si ya es demasiado tarde y sólo te queda la opción de la cirugía.

Te puede interesar | ABC.es - Cómo envejece una mujer

Publicidad
Publicidad